sábado, 22 de septiembre de 2012

Noches





Hay noches como esta
de estrellas tan cercanas 
en que vienes a mí tal como eras.
Con esa intensidad en la mirada 
capaz de taladrar los fríos muros 
que encerraban los miedos 
de todos mis deseos reprimidos.
Con ese movimiento de caderas
que siempre terminaba por fundir
el hielo de mi terca dejadez, 
y encendía más si cabe 
el ya excitado pálpìto de los luceros.

Hay noches como esta 

en que me llega nítido el aroma 
de aquel perfume tuyo,
aquel que te ponías para hacerme el amor .
Me llega pleno,intenso.
Y hueles como entonces 
a lavanda de monte florecido al sol de primaveras,
y hueles a jadeos 
entre sábanas sepias y arrugadas.
Y viene acompañado de tu risa,
esa risa tan tuya,generosa y jovial,
capaz de acuchillar todas las dudas 
que surgen tras los besos.

En noches como esta,

en que el cielo me abruma con su magia,
me vienen agolpados los recuerdos... 
Y percibo en el aire los suspiros 
surgidos del talud de tu garganta 
con cada abrazo mío.
Y te veo cual diosa galopando 
sobre el ufano corcel de mis caderas 
mientras llenas el aire con pedazos del alma 
que se escapan de tu boca sedienta 
en cada ímpetu nuevo.

En noches como esta me pregunto 

cómo pude dejarte abandonada 
al lado del camino mientras,
como una niña soñadora y feliz 
que no sabe de planes ni traiciones,
formabas con tus manos inocentes 
ramilletes de lirios...para mí.
Y no tengo respuestas.



22 comentarios:

  1. dulce nostalgia que inunda las horas vigías
    donde lo amado se hace verso y besos en la boca que recuerda

    una delicia de poema Jerónimo
    felicitaciones

    buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Hola, Jerónimo, como verás, hoy me colé por primera vez en tu otro blog, y me encontré con este poema de amor. Como tengo por costumbre te dejo mi comentario y personal reflexión.

    Tus versos se han vestido de
    noche, esa inseparable amiga de nostalgias y recuerdos, de sueños que parecen realizarse sólo con mirar la cúpula crepuscular pigmentada de luz. Un bello poema de amor, amigo Jerónimo.

    Un cordial saludo

    FINA

    ResponderEliminar
  3. Un poema que cala tan hondo, que es todo entero casi como un estribillo. Un golpeteo en el corazón. Un runrún en la cabeza. Un romper de olas que no se apaga, que me sigue rondando aun minutos y horas después de haberlo leído.
    Ha sido un placer haberme topado, de casualidad, con su blog... con sus líneas tan bien talladas.
    No podía marcharme sin agradecerle el buen rato que me ha hecho pasar... Y sé que volveré.
    Mi cordial saludo.

    ResponderEliminar
  4. Quizás es que eras menos sabio que ahora.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Autentico placer para nuestros sentidos visitar tu morada y deleitarse con la suprema belleza en versos que nos obsequias querido y admirado poeta. Muchos besinos de esta amiga admiradora que te da infinitas gracias por ellos.

    ResponderEliminar
  6. Hay noches que nos asaltan y nos traen fragancias que ya creíamos extinguidas.
    Y están intactas las sensaciones.
    Y entonces nos damos cuenta...

    Precioso poema, Jerónimo, delicadamente escrito y lleno de arte.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Saludos Elisa. Gracias por tus deseos y tu lectura.

    ResponderEliminar
  8. "Lo bueno,si breve..."
    Gracias por tu opinión Mª José.

    ResponderEliminar
  9. Hola Fina.Se agradece la visita y el bello comentario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Muy amable Jesús.El agradecido soy yo por tu visita y tus bellas palabras hacia mi escrito.
    Vuelve cuando quieras,estás en tu casa.

    Saludos muy cordiales.

    ResponderEliminar
  11. Sin ninguna duda Toro,bastante menos sabio.Sólo era mucho más joven...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Gracias a ti querida Ozna por tu lectura.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Verónica,me alegra tu vuelta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Que belleza tu poema, hacer letras deliciosas de ese amor vivido.
    Estoy conociendo tu blog y me encanta. Besos

    ResponderEliminar
  15. Hermoso, me quedo sin palabras. Se deja tanto atrás apurando el vivir y el querer conocer más y luego con los años nos encontramos con que dejamos siempre en el camino lo que nos pudo hacer feliz. ¡Somos de tontos! Un abrazo Jero amigo, siempre me hacés emocionar.
    No pude entrar en el libro, que pena.¡Arreglalo!! Jjajjajja.

    ResponderEliminar
  16. Melancólico, pero muy sensual. Hay veces que nos gustaría ver sentado ahí, a nuestro lado, el pasado, pero como algo inamovible y con un sentido eterno. Queremos hasta el delirio y no sabemos ni cómo se nos pasa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Dulce reproche en forma de añoranza... las estrellas y los aromas siempre nos trsporta más allá de los sueños reales.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  18. Gracias Hanna.
    Me alegro que sea de tu agrado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Sí Lyli,somos algo tontos o muy fantásticos.Siempre esperamos del futuro mucho más de lo que en realidad nos da.
    Me alegra saber que te emocionan mis versos.
    Y el libro,creo que lo arreglé,no sé.
    Ya me contarás.

    Abrazos querida Lyliam.

    ResponderEliminar
  20. Sí Maribel,el pasado es una sombra que nunca se deshace.Para bien o para mal,siempre terminamos por evocarlo.
    Al menos yo,que soy muy de recuerdos.

    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  21. Gracias por tu visita Gaia y por bello comentario.
    Buen fin de semana también para ti

    Saludos.

    ResponderEliminar