sábado, 22 de septiembre de 2012

Noches





Hay noches como esta
de estrellas tan cercanas 
en que vienes a mí tal como eras.
Con esa intensidad en la mirada 
capaz de taladrar los fríos muros 
que encerraban los miedos 
de todos mis deseos reprimidos.
Con ese movimiento de caderas
que siempre terminaba por fundir
el hielo de mi terca dejadez, 
y encendía más si cabe 
el ya excitado pálpìto de los luceros.

Hay noches como esta 

en que me llega nítido el aroma 
de aquel perfume tuyo,
aquel que te ponías para hacerme el amor .
Me llega pleno,intenso.
Y hueles como entonces 
a lavanda de monte florecido al sol de primaveras,
y hueles a jadeos 
entre sábanas sepias y arrugadas.
Y viene acompañado de tu risa,
esa risa tan tuya,generosa y jovial,
capaz de acuchillar todas las dudas 
que surgen tras los besos.

En noches como esta,

en que el cielo me abruma con su magia,
me vienen agolpados los recuerdos... 
Y percibo en el aire los suspiros 
surgidos del talud de tu garganta 
con cada abrazo mío.
Y te veo cual diosa galopando 
sobre el ufano corcel de mis caderas 
mientras llenas el aire con pedazos del alma 
que se escapan de tu boca sedienta 
en cada ímpetu nuevo.

En noches como esta me pregunto 

cómo pude dejarte abandonada 
al lado del camino mientras,
como una niña soñadora y feliz 
que no sabe de planes ni traiciones,
formabas con tus manos inocentes 
ramilletes de lirios...para mí.
Y no tengo respuestas.