viernes, 6 de septiembre de 2013

Soneto XLVI (Muchacha en la ventana)


Muchacha en la ventana de Salvador Dalí


Los negros caracoles de tu pelo
exploran los senderos de tu espalda
buscando reposar donde tu falda
adquiere redondez de caramelo.

Tú, mientras, te eternizas bajo el cielo
mirando un mar con brillos de esmeralda,
empeñada en tejer una guirnalda
con las flores marchitas de tu anhelo.

Cruzando la bahía con desgana
ves pasar la figura de un velero
brillando bajo el sol de la mañana.

Él se irá, porque ya nació viajero;
mientras, tú, seguirás en la ventana
soñando con un novio marinero.




28 comentarios:

  1. Has sabido sacarle jugo a ese excepcional cuadro del gran Salvador Dalí, Jerónimo. Soneto "a la medida", para esa "MUCHACHA EN LA VENTANA"

    Un beso y feliz tarde

    Fina

    ResponderEliminar
  2. Soneto con relevancia a la imagen de Salvador Dalí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Estará orgulloso el novato pintor ése, de hacer de telonero para tu soneto...
    Abrazos, siempre.

    ResponderEliminar
  4. es la escena clásica , toda una Penélope


    menos mal que desde siempre ha existido el que se va a Sevilla pierde la silla jajaja
    las generaciones nuevas, no están ni ahí con "esperar", al contrario todo lo superan

    abrazos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  5. Un poema que me ha gustado mucho.

    Bellísimas palabras para adornar una pintura inolvidable.

    Besitos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. ¡Poeta!
    .
    ah, querías otro comentario?
    te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Creo que Dalí se habría atusado el bigote y te habría aplaudido a rabiar.
    :)
    Precioso soneto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Un precioso y saleroso homenaje a ese cuadro inolvidable, amigo.
    Tus letras bailan, se mueven como el viento, tocando, mimando y recalcando esa figura y el paisaje del fondo...Una maravilla seguir el ritmo,la fuerza y la belleza de esos versos, poeta.
    Mi felicitación y mi abrazo siempre, Jerónimo.
    Feliz fin de semana.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  9. Amigo, Dalí estará contento allá donde esté. Precioso y original poema.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Es preciosa la poesía, un abrazo, Jerónimo.

    Que tengas un bello fin se semana. besos.

    ResponderEliminar
  11. Redondo te quedo este poema, como esa redondez que se convierte en caramelo que mencionas. No se si el cuadro ilustra el poema o viceversa.
    Me encanta!

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado. Tan rítmico, eufónico y bien construido... También le acompaña de maravilla esa muchacha mirando por la ventana, la hermana de Dalí.
    Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Te felicito Jerónimo, un soneto completo, bien construido, magistral! Una delicia leerte.

    ResponderEliminar
  14. Precioso soneto, si lo has escrito inspirado en el cuadro: ¡lo has bordado!. Enhorabuena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Sin palabras, sólo me sale ¡ole y ole!
    ¡que dulzura desprende tu pluma J. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  16. Pero que hermosa metáfora de un cuadro maravilloso que refleja todo eso que has captado y más, me encanta lo que has escrito. Palabras llenas de luz como en la pintura de Dalí. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  17. Qué hermoso soneto. Consigues una rima perfecta sin destrozar el poema.

    Genial.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Siempre me gustó este cuadro del genio. Llegue a tenerlo en mi pared con un modesto foquito para hacerle homenaje hasta que por las humedades tuve que retirarlo.
    Ahora miro de nuevo el cuadro mientras admiro tu soneto y aún me gusta más. Abrazotes amigo poeta.

    ResponderEliminar
  19. Jerónimo, bello poema, una gran descripción.

    ResponderEliminar
  20. Un soneto precioso, desarrollando la temática sin sobresaltos, se lee suave, con el ritmo preciso y con las metáforas suficientes para imaginar. (Me encantó visualizar esas caracolas sobre la espalda). ¿Y el final? Preciso, encadenado y esperanzador. Seguiremos viendo a través de la ventana sin dejar de soñar …


    Besos

    ResponderEliminar
  21. ¡Enhorabuena, Jerónimo, por esta obra de arte!

    La forma en que describes el anhelo de la muchacha por su amado es brillante. Retratas la realidad como una ventana al mundo, donde la mitad de tu corazón se va, dejando una ausencia llena de esa melancolía y nostalgia que todos conocemos. Pero al mismo tiempo es una promesa, del regreso de tu amor, de un futuro mejor. Poseo una copia de este cuadro en casa y ahora, gracias a ti, cada vez que lo mire veré esperanza.

    ResponderEliminar
  22. Lo que hace la imaginación…! Describes tan bien la imagen y lo que la chica podría estar pensando. (desde su época). Los tiempos cambian pero la obra de Dali persiste. Un soneto muy bien logrado.
    Cordiales saludos Jerónimo, estoy regresando de vacaciones.
    Feliz septiembre de colores.

    ResponderEliminar
  23. Ha sido muy bonito mirar este cuadro a través de tus ojos, de tu poesía, le has dado una interpretación realmente hermosa.
    Un fuerte abrazo, Jero.

    ResponderEliminar
  24. Gracias a todos por la buena acogida que ha tenido este soneto y por vuestros bellos comentarios.

    Abrazos para todos y cada uno.

    ResponderEliminar
  25. Me has hecho interpretar la pintura con tus letras, muy bonito.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Precioso, Joaquín. No lo había leído porque entonces yo no estaba en este mundo bloguero, pero me alegro de haberlo recuperado.

    En el tema que inspira el cuadro de Dalí, hay similitud con el mío; melancolía por creer que el barco que se espera no llegará a su puerto.

    Me alegro de haber tenido sentires parecidos viendo este cuadro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te ha gustado Fanny.
      La pintura y la poesía andan de la mano y una inspira a menudo a la otra.

      Un abrazo y gracias por venir.

      Eliminar