miércoles, 13 de mayo de 2015

Soneto LIX (Vuelos)




Quedó desierto y mudo el parque de mi vida

aquel repleto siempre de risas y canciones,
aquel donde manaba la vida a borbotones
cual rumorosa fuente de júbilo vestida.

Un día,de repente,comienza la partida:

se marchan al encuentro de nuevas emociones,
hacia una vida nueva repleta de ilusiones
en busca de un futuro de senda florecida.

Es normal, ley de vida,crecieron y volaron

hacia un cielo infinito en busca de sus sueños
dejándonos a solas con nuestra soledad.

Los hijos son tesoros que un día nos legaron

que ya nacieron libres cual pájaros,sin dueños
para volar ufanos en pos de su verdad.


49 comentarios:

  1. deja que vuelen , verás como sus alas dibujan vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podemos ni debemos impedir esos vuelos

      Gracias por llegarte hasta ellos.

      Eliminar
  2. Así debe ser aunque a veces quisiéramos retenerlos, Joaquín. Nosotros volamos y ellos también...
    Un abrazo
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos puede más la cabeza que el corazón Fina y así de be de ser,en efecto.

      Gracias.Abrazos.

      Eliminar
  3. Muchos son los parques que quedan desiertos, me suena familiar este soneto, pues lo hago mio Joaquín, no podemos retener esos vuelos, lo único que podemos hacer es tratar nosotros de seguir volando.
    Un abrazo Joaquín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Carmen,nuestros vuelos también deben continuar sin ellos,aunque nunca se nos vayan del corazón ni de la mente.

      Gracias por tu opinión.

      Eliminar
  4. Hola amigo gracias por tu visita y gracias por este maravilloso soneto que nos brindas ...ley de vida que convence.
    un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Marina por tu presencia en mi blog.

      Abrazos.

      Eliminar
  5. Como debe de doler cuando parten.
    Yo, que aún los tengo peques ya veo
    Que mi chico se hace mayor y en unos años volará y la añoranza será inevitable. Solemos añorar lo que no tenemos y mientras no disfrutamos del presente.

    Me ha encantado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues disfruta al máximo de ellos ahora Sandra que un día en efecto volarán aunque no se vayan nunca del todo.Los años de la infancia de nuestros hijos se van también volando,ya verás.

      Gracias por tu lectura y tu opinión.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Bellísimo y excelente soneto, con el que me siento absolutamente identificada, pero, cómo tú mismo dices poéticamente ta bien, es ley de vida.

    Enhorabuena por tu buen hacer poético, es un placer leerte. Besos. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María por tu presencia y tus amables palabras.
      El placer es compartido.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Esa es la ley de vida, no somos dueños de nuestros hijos, como nuestros padres tampoco lo fueron de nosotros, la vida es un viaje libre para vivirlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es María,un viaje que debiera siempre ser apasionante.

      Gracias.Abrazos

      Eliminar
  8. Libertad, ¡bendita palabra...!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una palabra clave Rafael.Gracias por la visita.

      Eliminar
  9. Y eso sería lo menos doloroso para unos padres, que fuesen sus propios hijos los que pudiesen decidir su hora de volar.
    Ojala que la brisa que les eleva llene nuestros oídos de su júbilo.
    Abrazos Joaquín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá Karras.Hoy día esos vuelos se ven a menudo frustrados por culpa de las malas políticas de empleo y eso,en efecto,es peor aún que sus vuelos hacia un futuro sonriente y necesario.

      Abrazos.

      Eliminar
  10. Precioso y triste soneto porque en el plasmas la realidad de la infancia, un tiempo alegre y trabajoso para los padres, pero que llenan de felicidad los rincones de toda la casa. Solamente se encuentra uno dueños de ellos, antes de que le salga las alitas, después ya la rueda sigue.
    Como siempre un placer leer tus sonetos tan ágiles, sin cortes ni encasillamientos. Todo un experto Jero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí,la infancia de nuestros hijos es un tiempo inolvidable pero que pasa tan veloz que apenas te enteras,sobre todo cuando se tiene solo un hijo.Dicen que luego se repite la historia con los nietos,pero me temo que ya no es lo mismo por muchas razones...

      Gracias Elda por tus piropos a mis sonetos pero nada de experto,solo un obrero del verso que disfruta intentando hacerlo lo mejor que sabe.

      Un abrazo,amiga.

      Eliminar
  11. Joaquín, nos dejas un soneto que vuela rítmica y cadenciosamente, dejándonos su sabiduría y maestría en el aire...Lo hago mío y lo siento en profundidad, cada día vuela mi corazón a Alemania y a Australia...La vida sigue adelante y las letras nos ayudan con su magia y belleza a llenar el alma de paz y plenitud, amigo.
    Mi felicitación y mi abrazo grande.
    Feliz jueves
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te llegó profundo este soneto María Jesús.Para una madre siempre es duro tener a los hijos lejos,como veo que es tu caso,pero cuando son felices todo se da por bueno.Gracias por tu presencia y por tu precioso comentario.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  12. Que bonito reflejas la ausencia de los hijos, pero en realidad siempre están, a pesar de todo...
    Toda una delicia leerte...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esencia,sí,en el fondo nunca se van del todo,pero se echan de menos cuando no los tenemos cerca.

      Abrazos.

      Eliminar
  13. Es ley de vida,

    Tus letras lo reflejan muy bien.

    Como siempre, un placer leerte

    Un abrazo.

    i

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amalia,el placer es mío al verte entre mis letras.

      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  14. Lindo soneto Joaquín, que siembra la nostalgia de ese huir hacia adelante que la vida a todos marca. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amigo y así seguirá siendo.

      Gracias por pasarte.

      Abrazos

      Eliminar
  15. todos somos hijos
    todos somos pájaros ( algunos más pajarones jajaja)
    la vida na'más Joaquín
    de prestado son los hijos
    al igual que los amores

    bello y rotundo soneto
    felicidades


    buen fin de semana
    abrazos gorditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto Elisa,te ha salido hasta en verso..jajajajaja.
      Me gusta eso de que los amores también son prestados,porque entre otras cosas es una verdad como un templo...

      Buen domingo amiga.

      Eliminar
  16. Has puesto el dedo en la llaga Joaquín, aunque queramos ser duros y aunque comprendamos teóricamente que así debe ser, nos da nostalgia ver ese parque de la vida desierto y mudo.
    Bello soneto amigo. Buen fin de semana.
    PD. no se actualizan mis nuevas entradas a "Dulcineas" problema técnico de bloger.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ceciely,me alegra volver a saber de ti.
      Gracias por tu opinión y espero que se solucionen tus problemas con Bloger.

      Un abrazo

      Eliminar
  17. ¡Ay, Joaquín!
    Has descrito hermosamente lo que a todos los padres de familia nos ha de suceder tarde o temprano. Aunque estemos preparados para su partida, siempre tendremos en la mente sus voces y sus agradables risas. Solo hay que pensar que cual aves migratorias, algún día volverán :)
    Feliz fin de semana, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el consuelo que nos queda Rud,que vuelvan de vez en cuando al nido aunque solo sea de paso.

      Gracias por tu visita y opinión.

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Nosotros lo hicimos en su tiempo y son ahora ellos los que emprenden el vuelo ¡ahora lo vemos con mirada de padres!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Conchi,la historia se repite pero vista desde el otro lado.Así de paso entendemos mejor lo que sintieron nuestros padres...

      Gracias por tu lectura.

      Abrazos.

      Eliminar
  19. Precioso y sentido soneto, Joaquín.
    Los hijos abandonan el nido, es ley de vida, pero ese hueco en los padres, queda.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Verónica,un hueco que solo se llena con su felicidad,la de ellos.

      Gracias.

      Abrazos.

      Eliminar
  20. Tesoros que llegan y se van. Es la vida
    Precioso poema
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,me alegra que te haya gustado.

      Un abrazo y feliz proceso (del sorteo)

      Eliminar
  21. Es la tristeza de lo hermoso en tu gran poema. Una delicia leerte, Joaquín.

    ResponderEliminar
  22. Hermosísimo soneto que encierra una gran verdad: que los hijos no son de sus padres, sino de ellos, los padres sólo les dan la vida y les guían por la misma. Muy bello, lo comparto muy gustosa, Joaquín. Besos y feliz fin de semana :-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mayte por compartir el soneto,me alegro que te haya gustado.

      Abrazos

      Eliminar
  23. Lo antinatural sería no dejarlos volar...
    Besos, Joaquín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto Eva,eso sería lo raro y lo "antitodo"...

      Un abrazo

      Eliminar
  24. Ya conozco, Joaquín, tus bondades en el difícil arte de componer un soneto, en éste nos habla de un momento duro en nuestras vidas y lo haces con tanta bondad, ternura y comprensión que nos desarmas. He querido resaltar estos versos que, desde mi punto de vista sintetizan con belleza y elegancia el mensaje profundo y humano del poema.

    hacia un cielo infinito en busca de sus sueños
    dejándonos a solas con nuestra soledad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. No se me vino a la mente en su momento, Joaquín, pero me gustaría recomendarte, ya sé que debes conocerla, la canción de Charles Aznavour "`´A ma fille". Tiene mucho que ver con el tema que has tratado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los sonetos son mi estrofa favorita y me relajo componiéndolos.Me alegra que te haya gustado este que habla de vuelos obligatorios.

      Buscaré la canción de Aznavour,hace mucho que no escucho su gran voz.

      Abrazos,amigo.

      Eliminar