domingo, 16 de octubre de 2011

Octubre







La tarde se desmaya en mi ventana.
Aún hace calor.

Afuera,
bandadas de gorriones exaltados
preparan la dormida
discutiendo por las mejores ramas del jardín.
A lo lejos,
justo detrás de la torre cristiana de los Púlpitos,
una luna naranja asoma su carita.
Viene alegre,coqueta,sofocada,
de tanto caminar detrás del sol.

Cáceres se relaja.
Y yo,
desde mi alma nostálgica,callada,
siento un escalofrío de ternura
al recordar otra tarde como esta,
prendido de sus ojos,de su boca,
rendido por su amor.

Octubre se desgrana lentamente,
con brillos excesivos,
sin ganas de traernos el otoño.
Rebelde e indignado,como todos.
Presiente que este otoño
vendrá con una extraña sementera
de papeletas blancas:
semillas de promesas incumplidas en urnas de cristal.
Y se rebela.

Me salgo a la terraza
cuando la noche ya envuelve con su manto
la vida en la ciudad.
La luna,más tranquila,
pasea su soledad por la gran avenida de los sueños
aluzada de estrellas.
Se ha empolvado la cara
para que el sol la encuentre de mañana
más guapa,más mujer.

Silencio en el jardín.
Los gorriones,cansados de disputas,
se han quedado dormidos.
Sigue haciendo calor.
Octubre está indignado y se rebela.


© Jerónimo.Octubre 2011
Todos los derechos reservados

sábado, 1 de octubre de 2011

Aromas









Hoy me llegó el día con cara de enfado
y su aliento frío se coló en mi alcoba.
Afuera,la lluvia,
con su taconeo de joven gitana,
me trajo las notas de aquella marimba
-soñada,lejana-
que una noche aciaga,
 entre los escombros,
regaló a la luna compases con alma.

Me trajo esta lluvia
el vivo "recuerdo" de otra lluvia cálida
de allende los mares:
 tórrido aguacero que en húmedo abrazo
seduce a la fronda para engendrar vida.
Y,tras el romance,
 la selva se pone su vestido verde
con lunares rojos,azules y gualdos
de mil guacamayos entre la enramada.


Hoy,el triste día
vino con aromas de fragantes cedros,
de ceibas sagrados,
de nobles caobas que,
tras la tormenta,
impregnan el aire de una tierra mágica,
morada de dioses,
primavera eterna.

Más tarde,la lluvia
se tornó suave,fina,reposada...
Ya sólo quedó flotando en la estancia
un único aroma:
la suave fragancia de tu piel mojada.

                                    © Jerónimo.Septiembre 2011
Todos los derechos reservados                

viernes, 23 de septiembre de 2011

Otoño





La tarde nos regala aromas inocentes,
como de niño chico, 
tras los gruesos olores del verano.

La luz se ha vuelto tibia,delicada.

El alma se sosiega y,
 los ojos,
cansados de relumbres, 
otean las alturas en busca de aire fresco.

Es el plácido otoño que llegó,de repente.

Llegó ayer,en silencio,
cargado de tristezas amarillas y ocres melancolías.

Más tarde,
cuando se vuelva viento, 
rondará por las noches,
silbando en las ventanas de doncellas ardientes.

Y después traerá
bandadas de hojas muertas 
descendiendo en zig-zag: 
de mi alma a la tuya, 
de tu alma a la mía.


Otoño reincidente,
matando un año más, 
sin premeditación ni alevosía, 
el brillo de oropel de otro verano...


Cuando lleguen tus tediosos domingos
de interminables tardes, 
soñaré con sus ojos, 
dibujaré sus labios con mi dedo
en el húmedo vaho de la ventana.

Y luego miraré como se elevan en raudos remolinos,
desde el parque desierto,
las hojas de los álamos 
mezcladas con leves servilletas de papel
que el verano olvidó entre los parterres...



Otoño de tristezas amarillas,
de ocres melancolías. 
Otoño de sosiegos...

Es el plácido otoño que llegó, de repente...


Octubre-2010

jueves, 8 de septiembre de 2011

¡Sé tan poco de ti!









Me gustaría saber
qué piensas tú del mundo
y qué piensas de mi.
Me miras
y acaso una sonrisa clandestina
se dibuja en tus labios.
Y yo te la devuelvo
con ridículo gesto
de cómplice colega.
Tampoco sé que ves
cuando tus ojos
permanecen abiertos,muy abiertos,
durante mil segundos por lo menos...

¡Sé tan poco de ti!
Me gustaría saber
qué dosis de cariño le regalas
a tu mejor amigo.
Me gustaría saber si crees en el amor.
Si te gustan las niñas que deslumbran
o más bien las que miran
con ojitos de miel
detrás del resplandor.
O si al fin no te gustan
ni unas ni las otras.
Si piensas en el día que pasó
cinco minutos antes de dormirte.
O si sueñas despierto alguna vez...

Quisiera comprender
por qué son tus lecturas,nada más,
que aventuras fantásticas
de seres imposibles.
Y es que quisiera verte
más cerca de este suelo que pisamos,
para que tus caídas no te duelan...
¡Somos tan vulnerables
arriba,en las alturas!

Por querer,yo quisiera
enseñarte todo lo que yo sé
sobre la vida,
(que no es tanto,no creas),
para que lo aprendieras de una vez,
como se aprende un verbo.
Para que cada tiempo conjugado
no fuera acompañado de un fracaso,
como me ocurrió a mi.
Para evitarte crueles cicatrices
de heridas que te marquen
para toda la vida.
Aunque alguien me dijo,
en una noche de estrellas muy cercanas,
que la vida es algo personal
e intransferible.

Y es por eso
por lo que te deseo mucha suerte
en tu periplo.
Pero quiero que sepas
que al lado del camino,
siempre hallarás la mano de tu padre
dispuesta a levantarte
cuando caigas herido.


Julio-2010


viernes, 26 de agosto de 2011

Tu nombre


Aquí sigo, 
aprendiendo a decir tu nombre sin adornos, 
desnudo de ropajes. 
Probando a recitar sus mágicos fonemas 
sin arreglos de orquesta, 
sin bellas melodías. 
Intentando hacer simple su grafía 
maquillada de gótico tardío. 

Lo intento cada día. 
Lo desmenuzo en sílabas viajeras 
y fabrico con ellas 
poemas de distancias y de olvido. 

Mientras tanto, aquí sigo. 
Esperando a que dentro de unos meses, 
de unos años tal vez, 
pueda volver a pronunciar tu nombre 
sin que me duela el alma. 

Hasta entonces, 
-para mí-
las letras de tu nombre
serán dulce castigo.

Agosto-2011

domingo, 14 de agosto de 2011

Romántica estampa



Bajo el recio nogal que se mira en el río,
sobre la verde alfombra salpicada de flores,
mientras leo un poema que me arranca suspiros
tú sueñas con paisajes de páramos y alcores.

Es una tarde plácida de belleza infinita,
donde el agua traviesa nos regala canciones
mientras mueve las palas de ese viejo molino
que va moliendo el grano de nuestras ilusiones.

Nada enturbia la dicha de tu alma y la mía
cuando nuestras miradas se cruzan un instante
y nuestros corazones galopan encendidos
en la encendida hora de esta bendita tarde.


jueves, 28 de julio de 2011

Este extraño verano de silencios y cantos de sirena.



Amanece.
El alba se sonroja.
Inhalo el nuevo día que me llega
con un intenso aroma de magnolias.
La aurora desparrama sobre el parque desierto
toda su magia
y un manto de esperanza
que se dejó olvidado la noche,para mí.
En el aire,dádivas de pureza
para mi alma,cansada de morir.


Mediodía.
El sol,desde lo alto,nos vigila.
Se incendian las ideas.
Y me da por pensar cosas extrañas...
¿es el amor más dulce que el olvido?
¿serán los sueños susurros de las almas
rechazadas un día por el amor?
Mediodía,silencio.
Mediodía,calor,deseo,siesta,
piel húmeda,pereza
incluso de existir,de ser persona...
Incluso de rendir tributo a la pasión.


A la tarde,las petunias dormitan y descansan
de su orgía con el sol.
Y una brisa,oculta todo el día,
asusta,de repente,a dos zorzales
que buscaban semillas entre el césped.
El alma se serena.
Las palabras comienzan a surgir
para un triste poema de besos y nostalgias.
Para un pobre poema
que se irá con el viento,como siempre,
en busca de tus ojos.


La noche me da miedo,
desde niño.
¡Es tan fea la palabra crepúsculo!
¡Se ve tan atezada,tan deforme!
La noche se me antoja
una negra utopía de la vida,
un profundo vacío,
la lágrima perdida del dios Zeus
tras crear el Olimpo.
Es por eso,tal vez,que en la noche me pierdo
con frecuencia,
entre dulces delirios
de cantos de sirena.


                Julio-2011

domingo, 6 de marzo de 2011

Mis poetas (Recordando a Lorca)





 

Federico García Lorca (Fuente Vaqueros,Granada,1898-Viznar,Granada-1936)

La fuerza de su poesía me animó siempre a escribir de forma auténtica, sin adornos innecesarios y,sobre todo,a escribir con el corazón,como lo hizo él .Sirva este pequeño homenaje para agradecer su generosa entrega a la poesía y al teatro durante toda su corta vida.

 

 

Romance de la noche negra.

 

Se oyen coplas escondidas

en la noche de Granada.

 

”El corazón que tenía en la escuela

donde estuvo pintada la cartilla primera,

¿está en ti, noche negra?”

 

Coplas en la madrugada

sobre cuerdas de guitarra.

Misterio,duende y pasión.

Y a la sierra de Granada,

se le enciende el corazón.

 

La copla vuelve a sonar…

 

”Pasaron cuatro jinetes

sobre jacas andaluzas

con trajes de azul y verde,

con largas capas oscuras”

 

¡Que ya vienen! ¡Que ya llegan!

¡Traen el odio en sus miradas!

¡Que ya llaman a la puerta!

¡Que ya tu suerte está echada!

 

 Voces roncas por el llanto…

 

”Y a las nueve de la noche

lo llevan al calabozo

mientras los guadias civiles

beben limonada todos”

 

Asomado a los barrotes

de una celda oscura y fría,

vas repartiendo tus versos

de muerte por los caminos.

Una luna blanca y seria

te mira desde lo alto

y llora por tu destino.

 

Lamentos de soledad…

 

”Era madrugada.Nadie

pudo asomarse a sus ojos

abiertos al duro aire”

 

Bajo la luna de plata

y entre los olivos verdes,

solloza la madrugada.

¡Ya te llevan,Federico,

por los caminos desiertos

hacia la noche olvidada.

Y hasta los juncos del río

lloran lágrimas amargas

que les regala el rocío.

 

¡Ay, que se lo llevan,madre!

 

“Cuando las estrellas clavan

rejones al agua gris…

voces de muerte sonaron

cerca del Guadalquivir”

 

Escudos de yugo y flechas

sobre camisas azules;

corazones prisioneros

por el odio y la ignorancia,

apuntaron sus fusiles.

Una descarga cerrada

resonó en la madrugada.

 

 La copla llorando va…

 

“Ay,qué camino tan largo!

¡Ay,mi jaca valerosa!

¡Ay que la muerte me espera

antes de llegar a Córdoba!”

 

Cuatro cuerpos inocentes

besaban la tierra inerte

sin saber por qué morían.

Las estrellas se encendían

por el lado de poniente.

 

¡Ay,triste noche sombría!

Hoy,bajo la luna fría

han dado muerte al poeta,

pero vida a su poesía.

 

                   

jueves, 27 de enero de 2011

Sin ti


Huyendo de mi sombra,

negra estela cautiva de tus besos,
llegué con algo turbio en la mirada
porque nunca vi a nadie sonreírme.

En las tristes mañanas,
entre cuatro paredes angustiadas
de oír tanto silencio,
me escapaba a través de la ventana
hacia el cielo infinito.
Y buscaba tus ojos ambarinos
entre unas nubes,
tan frágiles,tan vacuas,
que se me hacían hilachas desprendidas
de aquel vestido blanco que,

una noche de encendida pasión,
te dejaste enredado entre las zarzas.

Nunca pude encontrar tus ojos en lo alto.
Ni tampoco,

en el fugaz destello de las aguas del lago,
donde un amanecer absurdo y lila,
pensé en ahogar mi llanto.
Nunca encontré tu nombre entre la hiedra
que abrazaba el alero.
Ni pude ver jamás,
entre los crisantemos amarillos,
tu sonrisa hechicera.

Tan sólo,
algunos gorriones ateridos
sobre las ramas bajas de un chopo plateado,
me cantaron,
una tarde de lluvia y arco iris,
nuestra triste canción.

Eso fue todo.
Y mientras,yo,
malgastando mi vida,dando tumbos
cual barco a la deriva,
por mares procelosos e incoloros.
Saboreando,
en cada atardecer gris y vacío,
en cada sorbo de pena con limón,
el recuerdo agridulce de tus besos...



                              Enero-2011

viernes, 21 de enero de 2011

MIS POETAS-Bécquer.



Gustavo Adolfo Bécquer (Sevilla,1836-Madrid,1870).
Fue el primer poeta que me deslumbró allá por la adolescencia.Sus rimas quedaron ya para siempre dentro de mi.
Que este humilde homenaje en forma de poema, imitando una de sus rimas más conocidas (la número XV) sirva para agradecer tantas horas de poesía romántica.Espero que Bécquer,donde quiera que esté,sepa perdonar mi osadía.


    RIMA

   Manantial claro de aguas tranquilas,
dulce fragancia de tiernas lilas,
figura hermosa
de altiva diosa.
Nardo vestido de fino tul,
eso eres tú.

Tú,que me miras y me desarmas,
que me traes paz y te llevas calma,
y,cual paloma,inicias el vuelo
para perderte en el alto cielo
limpio y azul.

Del árbol muerto,hoja caída;
en mar inquieto,barco en deriva;
llanto constante
del viento errante,
herida abierta en el corazón,
ese soy yo.

Yo, que si vivo es sólo por verte,
y si no llegas,pienso en la muerte.
Yo,que me pierdo entre las estrellas
siguiendo,loco,las tristes huellas
de una obsesión.