jueves, 14 de abril de 2016

De blogs y aniversarios



El próximo 16 de abril se cumplen nueve años de la puesta en marcha de este blog  (“Paisajes que retornan”) aunque no fue hasta 2010 cuando realmente comenzó a ser un blog activo.

No recuerdo muy bien qué fue lo que me movió a abrir un blog en Internet, tal vez fue el hecho de que tenía algunos poemas guardados desde mi adolescencia y me decidí a darlos a conocer viendo la oportunidad que me ofrecía la red.

Recuerdo esos comienzos allá por 2007 con algo de miedo a que alguien conocido pudiera acceder a mi intimidad a través de mis poemas, cuestión de pudor supongo. Hoy, después de casi 300 entradas y más de 150.000 visitas, puedo asegurar que la existencia de este blog (y de otros que tengo o tuve activos) me ha cambiado la vida.

Y no hablo solamente de simple entretenimiento, no. Aparte de eso, que también es importante, el hecho de tener un blog activo te permite conocer a mucha gente que opina sobre lo que escribes y, al hacerlo, te ayudan de alguna manera a conocerte mejor a ti mismo.
Un blog es un vehículo que te lleva hasta el arte y la creatividad de los otros permitiéndote a la vez mostrar tu arte y tu creatividad. Y esa relación genera una corriente entre personas que, aunque alejadas en el espacio, terminan por ser cercanas en cuanto a los sentimientos, dándose el caso de que entre ellas termina casi siempre por surgir la amistad e incluso el cariño, algo impagable y, para mi, impensable cuando comencé esta aventura.

Por tanto y desde aquí solo me queda dar las gracias más efusivas a todos aquellos que alguna vez se asomaron a algunos de mis blogs y compartieron conmigo su tiempo y su amistad. Gracias.

Por mi parte desearos lo mejor y, aunque mi deseo es seguir unido a todos vosotros a través de estos blogs, lo cierto es que todo tiene un fin y no quería irme un día sin dejar constancia de mi agradecimiento por todos estos años de poesía y bella amistad.

Un abrazo inmenso a todos, seguidores y ya, también amigos.