domingo, 7 de julio de 2013

Instantánea


                                                               A Lyliam, con cariño.



"Quizás los ojos se me oscurecieron por la tristeza", me dijiste.



Estás mirando a cámara, no hay duda,
pero sorprende
esa sombra de cansancio y hastío
en la mirada.

Tu pelo negro brilla
con un brillo apagado
bajo una luz difusa que presiente
la llegada inminente
de un triste atardecer adelantado.

Tiemblan, sin apenas abrirse,
los labios,
silenciosos,
como fríos de besos...
¡tan pálidos!

Una mano apoyada
sobre un mantel monótono,
como un níveo lago de montaña
sobre el que naufragaran
cien rosas desmayadas, casi inertes.
Los dedos, escondidos,
como apuñando, para que no se escape,
el último vestigio de niñez
que aún conservas.

La otra,
colgando a tu costado,
escondida
tras esa otra mano descarada, atrevida,
invasora de tu espacio vital
(¿tal vez premonición?)

Pero son esos ojos,
tus ojos,
los que más cosas cuentan
de este momento único,
tan fugaz y, a la vez,
casi eterno.

Ojos oscurecidos por la duda,
por la pena tal vez
al presentir la negra oscuridad
de un futuro sin risas...

¡Son tan claros ahora!
Y es que al final, la vida
-a veces justiciera-
te devolvió diluida en dos lagos azules
aquella montañita  de sueños en almíbar
que entonces te robaron
y luego congelaron
tras la luz cegadora de un frío flash
en una sorprendente
y aséptica instantánea.







30 comentarios:

  1. Ideal¡ ese poema, para nuestra amiga, merece un premio.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito!!!
    Tus versos retratan mágicamente lo que puede verse en la imagen.
    Cariños….

    ResponderEliminar
  3. Bella foto, bellísimo poema, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por unos versos que destilan cariño y tristeza a la vez.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Qué poema tan bonito!!.

    Te felicito de verdad.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. hermoso poema , y tiene mucha relación con lo que trasmite la foto
    esa mirada , la postura de los hombros, las manos
    es como si ella estuviera recibiendo una mala noticia
    su seriedad es absoluta

    felicitaciones Jerónimo
    percibes muy bien el ánimo plasmado


    abrazos y feliz comienzo de semana

    ResponderEliminar
  7. Un poema lleno de delicadezas, intimidad y un dejo de tristeza.
    Bellamente logrado.
    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  8. Yo he tenido una experiencia muy, pero que muy similar con la foto de una compañera. En sus ojos se puede contemplar toda la belleza y bondad de su alma. Me han pedido copias todas las demás. Lastima no tener tu talento para haberle dedicado una entrada tan exquisita como la tuya. En fin que bonito y bueno es leerte Jero, y lo que aprendemos y meditamos con ello. Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Bellísimo el poema y la mujer de la fotografía, es preciosa de verdad.

    Qué pena que la vida nunca permita que siempre podamos estar felices...

    Seguramente ella volverá a sonreír y lucirá esa belleza espectacular en todo su explendor.

    Besos,.

    ResponderEliminar
  10. Infinitas gracias por concedernos el privilegio de sumergir nuestra alma en el bello manantial de tus letras querido y admirado poeta. Muchos besinos de esta amiga que te desea feliz inicio de semana con inmenso cariño.

    ResponderEliminar
  11. Gracias amigos por vuestra lectura y opinión.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. No se puede ocultar la tristeza; Siempre escapa por la mirada.

    Espero que se haya marchado ya aquella tristeza de sus ojos y ahora luzcan, como dice el poema en su final, como dos lagos de felicidad azul.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

  13. Descendemos por tus versos entre la contrariedad y la tristeza, pero hay un hermoso delta en su desembocadura.
    Soberbio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Nunca será demasiado tarde
    para sentir esa caricia necesaria.
    Doy fe, tres décadas después.
    Y aunque esa niña triste ya no existe
    la mujer que hay hoy en mi te lo agradece.
    Yo la observo y comprendo lo difícil que fue
    que me hicieran crecer con tanta prisa.
    No, no había razón para la sonrisa
    pero aquí consiguió un buen lugar
    un lugar diferente, en donde ser feliz
    de forma permanente.

    Gracias Jo, no puede haber mejor amigo que vos.
    Te quiero a lo niña hoy, hasta el cielo.

    ResponderEliminar
  15. Trini, así es, ya no hay tristeza en los ojos de nuestra amiga Lyliam. Los tiempos oscuros quedaron atrás. Gracias por tu lectura, amiga.

    Toño, sí, de los pocos poemas míos con final feliz...jejejeje. Gracias por tu paso y por dejar tu huella.

    ResponderEliminar
  16. Querida Lyliam, gracias a ti por tu amistad y por permitirme publicar tu fotografía. Hay instantes en los que nos detenemos porque algo en ellos nos llama la atención con un pinchazo en el corazón y este ha sido para mí uno de ellos, tenía que escribir sobre él...

    Gracias de nuevo y un fuerte abrazo, querida amiga.

    ResponderEliminar
  17. Saludos, la poesía hermana porque es hermana nuestra, la poesía.

    Amigas y amigos del mundo bloguero, tengo el ofrecimiento de parte de una empresa de publicidad para auspiciar mi blog. No estoy seguro de querer hacerlo. Sin embargo, para eso, debo conseguir mil seguidores. Por ahora, he decidido llegar a esos mil seguidores y quisiera contar con ayuda bloguera de ustedes, que se apunten en mi blog como tales. Dado este paso, decidiré si le doy espacio o no a la publicidad (¿qué les parece?). A quienes decidan ayudarme y apuntarse de seguidores o seguidoras en mi blog, de antemano… ¡MUCHAS GRACIAS!

    ResponderEliminar
  18. Tras una mirada confusa se ocultan las ansias más diversas. Hasta dentro del caos existe cierto orden.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. mil gracias por tu huellas Jerónimo
    abrazos y feliz jornada

    ResponderEliminar
  20. Jerónimo, bello homenaje a Lyliam, a quien le haces un retrato psicológico de su alma, que en esos momentos pasaba un difícil momento...Me gusta tu mirada atenta,tu verso fluído y cálido, que arropa a la imagen con una comprensión y cariño infinito...Muy hermoso, poeta.
    Mi felicitación a ti y a Lyliam por vuestra amistad, que ha permitido este bello poema.
    Mi abrazo inmenso y feliz tarde,Jerónimo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  21. Gracias amigos por vuestra presencia y vuestras palabras de apoyo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  22. Bello retrato hecho palabra. Me ha gustado el contraste entre el estatismo de la imagen que sólo recoge un segundo de la vida de Lyliam, y el dinamismo de tus versos recorriendo toda una vida, viajando desde la tristeza a la felicidad, devolviendo la esperanza en el futuro y en el destino.

    Buen trabajo.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Gracias Narci por tu lectura y comentario. Un abrazo

    Agradecido Miguel. Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Quizá no estaba mirando a cámara, estaba mirando más allá, al fondo se esas palabras tuyas donde se diluye toda tristeza.
    Salud-itos

    ResponderEliminar
  25. Es posible Amando, no siempre es fácil descifrar una mirada...

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  26. Me ha parecido un poema precioso, no todos tenemos la capacidad de ver el fondo de una mirada y menos aún contarlo como lo has hecho.
    Aplaudo tus versos y el precioso regalo que le has hecho a Lyli.
    Os abrazo a los dos, queridos poetas.

    ResponderEliminar
  27. Gracias María José por tu generosas palabras.El mérito es de ella, hay miradas que inspiran mucho :)

    Otro abrazo para ti, querida amiga.

    ResponderEliminar
  28. Hola, Joaquín!

    Tu poema está precioso, real e tão amoroso!
    Tu amiga me parece triste, posicionada para a foto, pero sin à vontade, estática e sus olhos estão apreensivos.
    Ela es una nina, joven, ainda, y tu foste muy gentil y carinhoso para ela.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Céu por acercarte a este poema que lleva aquí más de dos años durmiendo el sueño de los justos...¡como pasa el tiempo!

      Un abrazo

      Eliminar