jueves, 9 de enero de 2014

enero



en la mañana gélida y oscura

camino del trabajo
o de las oficinas del INEM
con el sabor del "gozo" navideño
prendido aún del labio
azota la ventisca
y ese frío que cala hasta los huesos
es otra bofetada que nos suelta
la cruda e indecente realidad

en este enero frío como todos

volvemos a la lucha cotidiana
por la supervivencia
en estas tierras grises
en este reino injusto de siervos y señores
donde todos los ríos de esperanza
van a dar a los páramos desiertos
de la inmoralidad

y es que enero

con su inocente cara de niño desvalido
harto ya de juguetes y de magos de oriente
se nos muestra
entre brumas y heladas
como ese lobo con la piel de cordero
que siempre fue

"enfant terrible" que

baja termómetros y sube las facturas
congela sueldos e incita al consumismo
a toque de rebajas
dibuja mil sonrisas el día seis
y al siguiente las borra con su goma  MILAN
camino de la escuela

inhumano insensible

nos obliga cada año a subir
por la terrible pendiente de sus días
y nos convierte sin saberlo
en héroes legendarios
capaces ya después de superar
todo lo que nos echen

resignados sufridos

vamos pisando fuerte
cada escalón de enero
para llegar exhaustos y orgullosos
a otro febrero más de luces y de sombras
calcado del febrero
del año que se fue

la vida sigue igual

enero nos golpea y nos somete
como todos los años
al "¡qué se le va a hacer!"





47 comentarios:

  1. pasadas las fiestas siempre hay quien le toque levantar los trastos, limpiar y sacar la basura
    el resto se va por donde llegó
    pero el que se queda sabe que la rutina es la que gana
    siempre es lo mismo
    no hay mucho de donde agarrarse
    solo seguir pelando el lomo

    no sé porqué asocio tu poema a esa canción de Serrat ,FIesta

    será porque enero es siempre el mes del comienzo para los occidentales
    al menos acá
    es verano pleno período de vacaciones


    abrazos energéticos Jerónimo
    buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema de las fiestas es que las utilizamos a menudo para olvidar frustraciones con lo que las convertimos en falsas alegrías por lo cual no solemos disfrutarlas intensamente.La fiesta auténtica, la que se vive intensamente es aquella que hacemos para descansar de las tareas cotidianas y compartir con los amigos la alegría de vivir.Y eso solo es posible cuando nos va medianamente bien, cuando somos casi felices con nuestro trabajo, con nuestras tareas diarias.Y cuando la fiesta se disfruta, la vuelta al trabajo es más fácil. pero eso, en la actualidad, en este país, es pura fantasía.

      La magnífica canción de Serrat ilustra muy bien lo que acabo de decir.En ella, tras la fiesta que parece hermanar a todos, "vuelve el rico a su riqueza, vuelve el pobre a su pobreza y el señor cura a sus misas...". Pues eso.

      Gracias Elisa por tu lectura y aportación.
      Que disfrutes de tu verano austral.

      Eliminar
  2. Hermoso Jeronimo, a disfrutar la vida con tus versos

    Gracias por pasar a mi blog, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Evy Lo por venir.

      Abrazos.

      Eliminar
  3. Tremendamente real tus letras Jerónimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que hay Rafael.

      Gracias por pasarte.

      Eliminar
  4. Jeronimo! Este poema creo que lo escribiste especialmente para mi o al menos asi lo voy a tomar. No puedo sentirme mas identificada con tu sensacion de Enero. Yo siento que estaba en el piso 100 de un edificio y el dia que empece a trabajar me lanzaron en el ascensor por caida libre. Ahora estoy en el subsotano jajaja. Muy bien expresado en tus palabras! Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que la poesía es universal y que lo que escribimos unos sirve para otros muchos porque en el fondo todos nos parecemos.
      Es cierto, volver a la rutina diaria, cuesta.

      Gracias Natalia por tu presencia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Un poema crítico, donde abordas los temas que de un modo u otro nos acucian a todos los ciudadanos de a pie, a los que nos conformamos con que nos dejen vivir dignamente y en paz, ya ves, que sencillo y que poco pedimos, pero no están por la labor quienes debieran estarlo. abrimos nuevo año y seguimos igual, las ilusiones nos las tenemos que generar nosotros mismos porque de lo contrario nos hundimos, así que nos toca darle al empuje personal amigo mío, como siempre.

    Un fuerte abrazo, Jerónimo

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto Fina, algunos están empeñados en amargarnos la existencia y lo malo es que en parte lo están consiguiendo.Alabo y comparto tu optimismo, no debemos rendirnos ante tanto despropósito, al contrario, plantar cara con agallas e ilusión es lo que debemos hacer y sobre todo mirar muy bien a quienes votamos en las próximas, si es que votamos...

      Gracias por tu opinión y tu lectura.

      Abrazos.

      Eliminar
  6. Jerónimo, buena crítica en tu poema a nuestra realidad, donde la crisis permanece aliada con el frío y la rutina diaria. Es bueno tener los pies en el suelo, pero seguir creando la esperanza, todo sube hacia arriba y vuelve duplicado...Magníficas letras, que siempre es un placer leer, amigo.Mi felicitación y sigamos creando la vida...ella está en nuestras manos.
    Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre, poeta y amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son horas bajas María Jesús, para muchos, pero como bien apuntas no hay que perder la esperanza de que todo mejore, entre otras cosas porque peor es ya muy difícil que vayan las cosas.

      Gracias por tu presencia.

      Te mando un abrazo.

      Eliminar
  7. Preciosas letras¡ y la foto...qué te voy a decir??? ains¡¡¡
    las veces que me he sentado en esas escaleras, a comer pipas..
    Preciosa¡
    Bss,paisano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajajaja..Y yo, aunque con unos años de diferencia (yo antes, claro).
      Ahí me fumé mis primeros bisontes, aquellos cigarrillos rubios que por entonces vendían sueltos en los kioskos.
      Tenemos una Plaza y una ciudad maravillosa Mar.

      Te dejo un abrazo.

      Eliminar
  8. Un poema realista y excelente.

    Lo has descrito de una manera maravillosa.

    Un abrazo ben fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amalia por tu lectura y tu opinión.

      Abrazos.

      Eliminar
  9. Así es, Jerónimo; está bien recordarlo, y bien sabemos que no es enero el culpable.
    Enero, y su terrible cuesta, tiene nombre y apellido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, al menos alguien es culpable de que la cuesta sea tan empinada.

      Abrazos Fanny.

      Eliminar
  10. Es una buena crítica y con toda la razón.

    Mucho sbesos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Misterio por tu opinión.

      Abrazos.

      Eliminar
  11. pues sí querido amigo, hemos vuelto a la rutina, a la realidad, a las colas y subidas, al frío del invierno y a las rebajas.
    pero llegará la primavera y el sosiego del verano y dejará de engullirnos la vida.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que así sea Sandra, al menos que no falte la esperanza.

      Gracias por pasarte.

      Abrazos.

      Eliminar
  12. Con la primavera todo cambiara... a mejor? eso ya se vera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que sea a mejor, a peor ya es muy difícil.

      Gracias por visitar mi blog.

      Saludos.

      Eliminar
  13. Tu lo has dicho Jero. Celebramos ¿qué?.
    ¿La subida de la luz?.
    ¿La del gas?.
    ¿La gasolina?.
    ¿La de productos básicos?.

    Pero chico seguimos apoyando a quienes nos deberían allanar la cuesta en vez de tenerla por tradición.
    Somo unos sufridores titulados.
    Abrazos Jero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho Karras, somos unos sufridores, medio masocas.
      Gracias por la visita.

      un abrazo.

      Eliminar
  14. Bueno Jerónimo, siempre nos quedará el pataleo
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero pataleamos poco, creo yo.Solo nos quejamos.

      Gracias Pepi.

      Abrazos.

      Eliminar
  15. Sí que es terrible, no solo por esas fauces que siempre estuvieron, pero como achicadas, diminutas o qué sé yo!
    Menos feroces, tal vez.
    Ahora, tras la magia sacada de la manga del anhelo por truncar la realidad, la cuesta es peor que nunca, sobre todo porque vamos cargados de resignación...
    Gran poema.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Marinel, es una cuesta con el añadido del peso de la resignación y la incertidumbre del futuro.

      Gracias por pasarte.

      Abrazos.

      Eliminar
  16. querido amigo vengo a saludarte y agradecerte siempre tu visita y losbellos versos que tanto en soneos como todos los demas son preciosos..
    Te deseo feliz semana con todo mi cariño
    un abrazo Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina por tus palabras de amistad y tu presencia.

      Feliz sábado, amiga.

      Eliminar
  17. enero, como cada inicio, es difícil de caminar, pero toda carrera comienza con un solo paso...así la vida y no de otra manera... un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto Francisco, siempre escampa tras la tormenta, aunque esta dure ya demasiado.

      Gracias por pasarte.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Siempre comenzamos enero con la ilusión en alza, para, conforme bajan los días ir bajando la ilusión.
    En fin...
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se encarga alguien de bajarnos esa ilusión a base de obstáculos en el camino.

      Gracias Trini por tu presencia.

      Abrazos.

      Eliminar
  19. Poco podemos hacer, subir la cuesta como buenamente se pueda...un beso querido Jerónimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, y conformarnos con llegar al final que ya es mucho.

      Gracias Indra.

      Eliminar
  20. Qué buen poema, Jerónimo, y cuántas verdades. Para mi Enero y Febrero son los peores meses, superando estos dos, parece que los demás sonríen... Ojalá que así sea. De todas formas que podamos seguir leyendo al calor de la estufa... Gracias por tan excelente poesía. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Julie.
      Sí, nos cuesta comenzar un nuevo año, sobre todo si el comienzo es cuesta arriba.
      Pero como bien dices, nos quedan los versos al calor de la estufa.

      Abrazos.

      Eliminar
  21. Es verdad, la vida sigue igual, son solo fechas y meses los que van cambiando, saludos, gran poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Boris por pasarte por aquí.
      Me alegra que te haya gustado.

      Saludos.

      Eliminar
  22. Menos mal que es una bellísima poesía, y tan cierta, que me ha parecido ver las noticias en verso.
    La cuesta de enero siempre ha sido larga por los excesos, aunque ahora para mucha gente es más que una cuesta. "¡Qué se le va a hacer!"
    Abrazos

    ResponderEliminar
  23. Ah!! se me olvidaba... ¡qué bonita foto!, me acuerdo de la plaza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, siempre ha sido difícil de escalar la cuesta de enero, pero esta es más dura si cabe.
      ¡Ay esa plaza! Es que tenemos una plaza preciosa aunque poco conocida, no como la de tu Madrid que la conoce el mundo mundial :)

      Un abrazo madrileña.

      Eliminar
  24. Eso digo yo ¿Qué se le va a hacer? Quizá esperar a febrero, aunque tal y como están las cosas, este año ni febrero nos salva.

    Magnifico poema, crudo como la realidad misma y tan acertado que duele en las entrañas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ser optimista, algún día tendrá que cambiar este panorama.
      Gracias Narci por tu presencia.

      Un abrazo.

      Eliminar