sábado, 8 de febrero de 2014

A unos ojos...tras unas gafas de sol.







"Ojos claros, serenos,
si de un dulce mirar sois alabados 
¿por qué si me miráis, miráis airados?..."


¡Cómo envidio a Cetina*
que pudo contemplar
esos dos limpios lagos
en todo su esplendor!
Pues aunque en su mirar
fueran hoscos y airados,
de aquellos ojos claros
surgió su madrigal.
Y es que, aunque el dieciséis
fue un siglo innovador,
nadie llegó a inventar
los quevedos de sol.

A toda bella dama
yo le pido un favor:
¡No escondas más los ojos
tras las gafas de sol!
Estás robando al mundo
belleza y alegría,
consuelo y esperanza,
placidez y candor.

¡Malditas gafas negras!
¡Maldito su inventor!
Seguro que en sus ojos
nunca habitó el amor.

"...¡Ay,tormentos rabiosos!
Ojos claros, serenos,
ya que así me miráis, miradme al menos."


(*) Gutierre de Cetina (Sevilla,1520 - México, 1557). Poeta español del Siglo de Oro, autor del famoso madrigal "A unos ojos"

40 comentarios:

  1. Pues yo, desde que tengo unas patas de gallo que ni te cuento, gafas que te crió¡
    Paisano, excelente¡.
    Lo bordas.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. la de veces que me he sentado en esas escaleras a comer pipas, mi madre me daba apara una caña, me lo gastaba y jau¡ a las escaleras...
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La arruga es bella Mar,dicen y a mí así me lo parece.Soy de los que prefieren arrugas naturales a tersuras a base de plástico.
      Y esas escaleras tienen su historia, sí. Antes que tú (por la edad), yo también me he sentado en ellas más de una tarde.

      Gracias por pasarte.

      Eliminar
  3. La verdad que los ojos son espejos al alma, sí es una frase muy manida, lo sé, pero es tan cierta como la copa de un pino, pero no soporto el sol se me arruga la frente,
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es razonable Sandra, sobre todo cuando el sol aprieta.
      Gracias por venir.

      Eliminar
  4. Jerónimo, me ha gustado tu poema; es verdad que las gafas de sol son como un antifaz que oculta la expresión general de la persona; además suelen ser grandes.
    Yo solo me las pongo cuando hace mucho sol, y en la calle, pero si hablo con alguien me las quito y no es por lo del "bello mirar" -que no es mi caso, sino porque para comunicarse con alguien, hay que verse las caras y si es un amigo, crea proximidad.

    Lo mismo se podría decir de los hombres y sus ostentosas gafas de sol como elemento de seducción.¡Pues los hay muy coquetos!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cierto modo es un acto de cortesía quitarse las gafas de sol para hablar con alguien, aunque no es obligatorio, por supuesto.
      En cuanto a lo de "bello mirar", si es tu caso o no, creo que no te corresponde decirlo a ti,

      Gracias por tu visita.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Dicen que los ojos son los espejos del alma, y pienso que tiene bastante de razón esta frase, pero, bueno, ¿que haríamos sin las gafas cuando el sol nos acosa...?. Es un complemento necesario y no creas, tienen su encanto...

    Abrazos, Jerónimo.

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sí, aportan intriga y hasta cierto morbo.Pero nada comparado a unos bellos ojos.

      Gracias Fina.
      Abrazos.

      Eliminar
  6. Bonito romance y lindos versos de Cetina en esa cita final de tus versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te hayan gustado, Rafael.

      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Jeronimo, lo has dicho espectacularmente, aunque confieso que a veces uso el antifaz... jaja
    Un abrazo y como siempre un placer leerte, de verdad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es normal que las uses Natalia.Yo solo pretendía hacerle un pequeño homenaje a este bello madrigal de Cetina.

      Gracias por venir.

      Abrazos.

      Eliminar
  8. Pues lo has bordado:)
    A mi me gustan las gafas de sol y lo cierto es que alivian del exceso de luz a mis ojos claros, pero hace año y medio que no las uso por motivos que no vienen a cuento. Pero me gustan, sí, aunque odio que alguien me hable con ellas puestas:)

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso que han ganado tus paisanos Trini.
      A mí tampoco me hace mucha gracia hablar con alguien que las lleve.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Pues lo dicho, esos ojos hay que verlos, aunque sean, como dice la canción, negros y traidores. Me ha gustado mucho tu poema reivindicativo fuera gafas y todo aquello que no deje que veamos la belleza. Un fuerte abrazo -yo no uso gafas (sólo las de cerca)-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dicho Paco, que al menos podamos contemplar la belleza de unos ojos.
      Los que tenemos gafas graduadas no podemos usar las de sol.

      Gracias por pasarte.

      Eliminar
  10. Precioso recuerdo a ese antiguo y bello madrigal...Los ojos hablan por si solos, a veces no son necesarias las palabras...Los sentimientos del alma se escapan a traveés de ellos.
    Mi felicitación por este sencillo y emotivo homenaje a los ojos de la mujer, que también puede servir para los ojos del hombre...sonrío.
    Mi abrazo inmenso y mi cariño, poeta y amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era mi intención María Jesús, homenajear a este casi desconocido poeta español y a su bello madrigal.
      Gracias por tu presencia, amiga.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. No soporto las gafas nada más que para leer... Y las de sol, me molestan. Qué hermoso poema evocando evocando a los grandes poetas. Pero para grande tú, Jerónimo que escribes maravillas. Te admiro. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Julie, eres muy amable con mis versos, pero grande no lo soy ni de estatura :)

      La admiración es mutua, amiga.

      Te dejo un abrazo.

      Eliminar
  12. ¡¡Qué gran poema!!.

    Ha sido muy agradable leerlo.

    ¡¡Gracias!!

    Un abrazo bien fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Amalia, me alegra que haya sido de tu agrado.

      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  13. A veces una sonrisa puede no ser sincera... pero, ¿Cómo se viste de alegría o tristeza una mirada cuando esta no lo siente? Los ojos hablan y entiendo tu frustracón al verlos a través de esas gafas oscuras.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Susana, los ojos no engañan para quien sabe leer en ellos.Por eso fastidia no poder verlos en todo su esplendor.

      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  14. Para que ocultar los bellos ojos de una dama?, me encanta este escrito que compartes, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Boris, gracias por venir.

      Abrazos.

      Eliminar
  15. La verdad Jero es que tienes razón ningún ojo femenino debería estar oculto aunque hay que reconocer que algunas chicas con gafas están preciosas.
    Tu poema un lujo para la vista, ningun ojo ya sea femenino o masculino debiera perderselo.
    ABrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable Karras, gracias.
      Pocas cosas hay tan bellas como unos bellos ojos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. La verdad es (y no me importa decirlo), quien era Cetina, pero ya me enterado y leído su madrigal a los ojos.
    Bonita recomendación Jero. Lo mismo le digo yo a mis hijas que luzcan sus precioso ojos, que después cuando se hagan mayores, se les quedarán como dos puñaladas en un tomate, jajaja. Pero claro, el sol manda.
    Un gusto recorrer tus letras.
    Abrazos y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, al menos ha servido para que lo conozcas, al poeta y a su bello madrigal "A unos ojos".

      Gracias Elda.

      Abrazos

      Eliminar
  17. Ay Jerónimo, es que se han hecho tan necesarias las gafas de sol, yo sin ellas no podría abrir los ojos, ni para ver ni para que me los vean. No es una costumbre, es una necesidad. Claro que ocultando mis ojos, tampoco se pierde el mundo nada del otro mundo, jajaja.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digamos que nos hemos a costumbrado a llevarlas pero yo las veo más como complemento que como algo necesario.
      Y también soy de la opinión de que no existen ojos feos, solo miradas feas.

      Gracias Narci.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Hola Geronimo...me han gustado muchisimo tus versos y el significado que encierran las rimas ,es verdad que a veces hay que ponerse las gafas de sol ,uno por el mismo sol,otra por que no te interesa perder tiempo segun la prisa que llevas y ala ala asi vas a lo tuyo.pero la verdad que yo apenas las pongo ,me gusta mirar con los ojos bien abiertos y muchas cosas se escapan...y no ves..."te ciegas"
    Un abrazo y gracias por tu visita hoy te escribo desde la montaña .
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina, que sigas recuperándote en esa montaña.Suerte tu que estás en contacto con la naturaleza.

      Te mando un abrazo.

      Eliminar
  19. Muy buena :) Con mucho humor.

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Misterio, me alegra que te haya gustado.

      Abrazos.

      Eliminar
  20. Antes no necesitaba ni una ni otra,ahora ya no puedo olvidarlas o tendré problemas, jeje
    Para mí lo más bonito no son los ojos sino la boca, mira tú! :)
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí,hay labios que "quitan el sentío", es cierto.

      Gracias Ohma.

      Abrazo.

      Eliminar
  21. puro misterio y desbocada elucubración se hace cuando alguien luce gafas oscuras
    algunas veces me he prendado de tipos que pasan así pero al sacarse los lentes
    nooooo, un balde de hielo
    mejor se devuelve y use los lentes permanentemente jajaja

    lo has bordado Jerónimo
    felicitaciones

    abrazos

    ResponderEliminar