viernes, 6 de marzo de 2015

Siglo XXI















Hemos entrado en el siglo XXI, es cierto, pero ¿es tan distinto este tiempo del de hace cinco, seis o siete siglos?


En muchos aspectos sí lo es,como por ejemplo en los avances que ha experimentado la tecnología, la medicina,las ciencias en general o los medios de transportes o de comunicación entre otros, pero ¿se ha producido también ese avance en cuestiones como la armonía social, las normas cívicas y morales por las que nos regimos, las ideas políticas y religiosas, el mejor reparto de la riqueza en el mundo...?. Me temo que no.


Demostrado de sobra está aquello de que la historia se repite, de que nos regimos por ciclos que nacen y mueren y que vuelven a nacer al cabo de un tiempo parea volver a desaparecer.Nos regimos por épocas que inventamos para contrarrestar el cansancio de la época anterior pero que en el fondo no son nunca nuevas.Así,al Clasicismo griego y romano de normas estrictas le siguió una Edad Media donde se rompió con las normas para dar lugar al caos de la improvisación.A esta sucedió un Renacimiento de las normas clásicas y al Renacimiento sucedió un Barrroco donde la libertad artística y de pensamiento se adueñó de Europa.Y,como no podía ser de otra forma,tras el barroco colorista y excesivo en adornos,surge un nuevo movimiento de líneas estrictas, el Neoclasicismo...Y así sucesivamente con el Romanticismo, el Realismo, el Modernismo...etc, etc. 


Pero a pesar de todos estos ciclos,de que los conocemos y los hemos estudiado a fondo y de que por ello sabemos de los miles de errores que se cometieron por el camino, la humanidad sigue sin aprender apenas nada, sin sacar partido  a toda esa rica experiencia histórica.Somos tan torpes o tan malvados que no hemos sido capaces de aprender nada de nuestra experiencia colectiva como humanidad.Nos salva quizás un poco el acervo cultural que hemos ido desgranando en todos esos siglos de existencia, pero no es suficiente si ponemos en el otro platillo de la balanza la montaña de errores y despropósitos cometidos.


La historia de un pueblo, de cualquier pueblo, no es solamente un compendio de acontecimientos y vivencias, sino también y sobre todo, debería ser un manual de conocimientos para aprender a vivir, a superarnos cada día como pueblo rechazando lo malo y adoptando lo bueno. Pero no queremos aprender y por ello repetimos siempre los mismos errores una y otra vez, volviendo a caer en la desgracia colectiva ciclo tras ciclo.Así somos los humanos.


Todo ello hace posible que, en pleno siglo XXI, siga existiendo en Europa lo que por aprendizaje a partir de la historia debería estar ya superado desde hace mucho tiempo,a saber:


-Sigue habiendo enormes diferencias entre unas clases sociales y otras.Tanta que solo unos pocos privilegiados acaparan la mayor parte de la riqueza mientras que aumenta día a día el número de aquellos que viven en la pobreza, a veces extrema.


-Seguimos siendo engañados como pueblo por los políticos de turno que nos prometen el cielo en sus campañas electorales y luego no cumplen nada de lo prometido.Y encima,muchos de ellos, con una ambición sin límites, terminan por caer en las redes de tramas corruptas sin importarle lo más mínimo robar a manos llenas lo que es patrimonio de todos.


-Sigue habiendo guerra real en Europa -Ucrania en la actualidad o Servia hace un par de décadas-  y también guerra económica (¿cómo llamar si no a la política económica diseñada por la UE para los países miembros donde los países del sur se endeudan hasta límites insostenibles que están pagando los ciudadanos mientras los del norte apenas notan la tan cacareada crisis en sus bolsillos?)


-Ahora, más que nunca, estamos contaminando el planeta hasta límites insospechados y ya se están empezando a notar las consecuencias. Una contaminación producida en su mayor parte por los vertidos de las industrias tanto al mar como al aire y por una desforestación salvaje.Y todo ello para enriquecer a una mínima parte de la población.


-Seguimos,por fin,confiando en una providencia divina que venga a solucionarnos nuestros problemas sin apenas participar en la vida política de nuestros países, casi siempre por comodidad, cuando no por falta  de información (a pesar de la existencia de internet) y, sobre todo, por falta de formación.


Este es el panorama en pleno siglo XXI. Somos muy modernos, cierto,  pero en muchos aspectos fundamentales pienso que seguimos anclados en la Edad Media.




36 comentarios:

  1. Los seres humanos somos así de complicados . Nos creemos dueños del mundo, y no sabemos como dirigir nuestros primos pasos.
    Tienes toda la razón en tus planteamientos. Sólo añadir que mientras el hombre no enfoque su vida hacia un bienestar general, el egoísmo, mal que produce nuestros pesares, seguirá imperando.
    Un abrazo y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí radican todos lo s males Armando,en el egoismo humano.
      Tal vez un día nos demos cuenta de ello.

      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  2. Excelente y certero artículo, amigo y paisano Joaquín; me ha encantado y lo suscribo desde la primera a la última letra.

    Felicidades y besos. María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias María por tu lectura y opinión.

      Abrazos.

      Eliminar
  3. Dijo Montesquieu, que los intereses particulares hacen olvidar fácilmente los públicos...
    Y yo creo que ahí puede radicar, si no totalmente, mayoritariamente, los males del mundo.
    Somos intrínsecamente egoístas, no somos proclives a la empatía, nos gusta prevalecer por encima del resto...
    Y nosotros, los de a pie, no tanto ya que a fuerza de palos aprendemos a ser algo solidarios, dejamos por momentos de pensar en nosotros pensando en los demás, tal vez, porque entendemos que podemos o vivimos la misma situación de indefensión ante los que ostentan el poder cambiar las cosas, virar el rumbo de los acontecimientos. Sólo que para qué van a cambiarlo?
    Ellos, esos seres endiosados por vivir en la cima, no sienten ningún interés por bajar de ahí. Así han ido tejiendo una maraña de hilos casi irrompibles con los que nos mueven a su antojo y ya sabemos lo borreguiles que podemos llegar a ser...lamentablemente.
    Qué triste, de veras que sí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Perdón, me comí, tras los que ostentan el poder, el "y podrían o pueden"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la solución no llegará hasta que los ciudadanos de a pie dejemos de imitar o de pretender ser como los ambiciosos que solo viven por el poder o el dinero.Tienes toda la razón Marinel,el egoismo nos pierde porque los de abajo también somos egoistas.El día que dejemos de serlo,ganaremos por goleada porque seremos la inmensa mayoría...

      Muchas gracias por tus siempre certeros razonamientos que enriquecen el sentido de mis entradas.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. No debería parar nunca mientras unas clases opriman a las otras.

      Saludos Noel

      Eliminar
  6. desde que el mundo humano existe , nada ha cambiado
    se convive en simultáneo lo pomposo con lo paupérrimo
    lo tecnológico con lo primario
    los extremos siempre confluyen en el mismo tiempo-espacio

    abrazos y buen fin de semana Joaquín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es y seguirá siendo si no hacemos nada por cambiarlo.

      Gracias Elisa.

      Abrazos

      Eliminar
  7. Mi opinión, Joaquín, y, además, breve: " LA FACHADA CAMBIÓ MUCHO, EL FONDO, SIN EMBARGO, ES ALÉRGICO A LA EVOLUCIÓN", Y ME REFIERO AL FONDO HUMANO, POR SUPUESTO.

    Feliz fin de semana para ti y un abrazo

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí,somos superficiales por comodidad y así nos va.

      Gracias Fina.

      un abrazo

      Eliminar
  8. Tu lo has dicho, amigo "la humanidad sigue sin aprender apenas nada..." Tenemos en nuestras manos la organización, y no sabemos organizarnos, seguimos en el caos más absoluto... Una buena entrada para reflexionar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguimos igual Julie,apenas hemos progresado en lo fundamental,es cierto.

      Gracias por pasarte,amiga.

      Eliminar
  9. Maestro, la lectura de su ensayo, me deja a las claras como conclusión, que sólo cambiamos de forma, pero en el fondo seguimos siendo lo mismo. Aprecio la transparencia y claridad de su texto. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carlos.Y así es,en lo importante seguimos anclados en los primeros tiempos de la humanidad.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Me parece muy certero y excelente tu escrito. Estoy totalmente de acuerdo con lo que expones .
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amalia por tu presencia y opinión.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Pero hay una cosa sobre todo en la que has dado de pleno querido amigo.....la maldad humana.
    Esa, y solamente esa es la que se apodera de todo e impide el crecimiento tanto social como humano.
    Siempre he dicho que no estábamos preparados para portar eso que llamamos inteligencia y que hariamos un uso indebido de ella.
    Un abrazo Joaquin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces he llegado a pensar que esa inteligencia es la raíz de todos los males y solo por eso que tú apuntas,que no sabemos utilizarla adecuadamente.Para el uso que le damos,mejor no haberla adquirido.Estoy convencido que sin ella no viviríamos peor,que seríamos más felices...
      Gracias Karras,siempre aportas luz a mis escritos y eso es de agradecer.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  12. Excelente análisis de los problemas de nuestro mundo.
    Es así; cada humano evoluciona independientemente, y por lo visto la suma de todos no nos alcanza para que el nivel moral sea elevado. Pero siempre hemos de luchar por esos ideales de justicia. Si comparamos nuestro occidente, con todos sus terribles errores, con el oscurísimo islamismo actual, vemos que sí superamos la edad Media, y que la humanidad va avanzando poco a poco, aunque todavía otros no se enteren. Lucharemos siempre.
    Me ha encantado tu escrito.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que con los siglos la evolución se acelere y llegue a un punto donde digamos que ha merecido la pena la existencia del hombre en este planeta.De todas formas,y a pesar de la apariencias,yo no creo que estemos mucho más avanzados que los países islámicos.Digamos que son dos formas de entender lavida distintas,pero ambas erróneas.

      Gracias por tu presencia.

      Abrazos.

      Eliminar
  13. Fantástico resumen de la crónica de una muerte/agonía anunciada mi querido JOAQUÍN porque tiene toda la razón somos muy modernos tecnológicamente hablando y eso solo en algunos aspectos y no en todos los lugares porque el mayor problema de este planeta es la enorme desigualdad que existe y va en aumento, a parte de que efectivamente la mentalidad humana, sus defectos, carencias y miserias sigue siendo siendo más menos las mismas que tristemente tuvo desde el principio de los tiempos, en algunos casos aun más.. por eso si nadie lo remedia la humanidad camina hacia su destrucción.. y no lo veremos tú, ni yo, ni seguramente nuestros nietos pero así será porque el egoísmo es la enfermedad más aniquilante que existe y me temo mucho que ese no ha evolucionado nada.. si acaso a peor.


    Buuufff hoy me ha salido la vena negativa jaja lo siento.. ¿ te das cuenta ? ni yo me ibro de verlo a veces oscuro oscuro ... miraré un rato al cielo a ver si asoma el sol y entono el aleluya verde esperanza ;))


    Muuchos besos mi querido JOAQUÍN... ánimo, si llegamos al siglo XXI malo será ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida María,es que cuando ahondamos en lo que somos y en como nos comportamos,no queda más remedio que pensar en negativo,a los hechos me remito.
      Otra cosa es que disimulemos para seguir viviendo ya que al fin y al cabo son cuatro días y no es cuestión de amargarse la vida...hay que mirar al cielo todos los días,no queda otra.

      Gracias por venir y dejar tu opinión,siempre esclarecedora.

      Abrazos muchos.

      Eliminar
  14. Hemos avanzado tanto que en el momento en que carezcamos de electricidad todo se irá al traste.Pienso que vivimos en la era del control y la dependencia. Han conseguido hacernos adictos a los inventos tecnológicos de tal manera que ya no sepamos vivir sin algunos de ellos y también a través de ellos nos controlan. Nos mandan información o publicidad según nuestros gustos de consumo, (supongo que eso lo consiguen a través de las tarjetas con las que pagamos) ´de mi no se qué se habrá interpretado que no paran de mandarme correos no deseados de cursos de criminología, igual tengo alma de policía y no me he dado cuenta. Por otro lado, el politiqueo, que no dejan de vocear encima del púlpito...creo que lo hacen porque llegado a donde estamos sólo queda aquello de que tiene más razón el que más grita. Y darse una vuelta por el mundo...al final supone pensar: señor, que me quede como estoy. Si habláramos de las farmacéuticas, buah, cuántos medicamentos mandan para contrarestar los efectos de otros también prescritos...mientras que en otros lugares no hay ni aspirinas por no haber dinero...puro negocio. De dónde venimos lo sabemos pero a dónde vamos no lo veremos, eso se lo estamos labrando a las generaciones venideras que tendrán que cargar con los errores que habiendo solución, son una dejadez permanente. En fin, Jero, que así veo el mundo y más cosas que no digo por no ser cansina jeje. ¿Evolucionamos a otro ser peor? Jolines, no lo quisiera.
    Un fuerte abrazo querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo ves tú y así o peor lo veo yo y muchos otros.Y no es para menos.
      Que nos vigilan y nos manipulan es ya un hecho probado.Nos dicen lo que tenemos que comer,donde tenemos que viajar y como tenemos que vestir o qué tenemos que leer.Las redes sociales son un escaparate donde sin darnos cuenta nos vamos dejando detalles de nuestra intimidad que una vez agrupados son como un libro abierto donde aparece nuestra vida y la publicidad lo aprovecha para bombardearnos con correos y anuncios a la carta.Ese es el mundo que estamos construyendo entre todos María José.

      Gracias por tu aportación y tu lectura.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. ¡Hola Juaquín!!!

    Me dejas sin palabras: Nos dejas un articulo más que excelente, un aplauso prolongado.
    Sin duda seguimos anclados en la Edad Media. Y me consta que algunos más atrás todavía.
    Ha sido un placer pasar a leerte. Gracias por tu buen hacer y por tu huella en mi puerto.
    Te dejo un beso y toda mi estima.
    Se muy muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Marina.
      Gracias a ti por tu huella.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Es una pena, pero, por desgracia, nadie escarmienta en cabeza ajena.
    Lo que acabas de publicar, es una buena lección que nos ayudará a reflexionar.
    Gracias por ella.
    Cariños y buen fin de semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Kasioles por tu lectura y tu opinión.

      Un abrazo y buen finde también para ti.

      Eliminar
  17. Tal vez, en realidad la vida de los hombres es un círculo que siempre regresa al mismo lugar. Se superan enfermedades y nacen otras. Los crímenes de lesa Humanidad, cambian pero siguen estando. Tienes razón, nada cambia.

    marirosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez María Rosa sea esa la tendencia,pero nuestra inteligencia debería saber salir de esos círculos para progresar y no lo hacemos bien.

      Gracias por tu visita.

      Eliminar
  18. Lamentablemente es cierto. No aprendemos. Y tropezamos, no dos, sino mil veces con la misma piedra.
    Sin contar que dejamos entrar a Big Brother en nuestras casas, y ahora hay que añadir también la manipulación mediática.
    El individualismo va in crescendo, como la falta de comunicación, la agresividad, los egos,.
    Hace tiempo ya que todo esto me asusta, toda esta uniformidad a ultranza, y la anestesia general preponderante. Me suelo plantear muchas de las causas que has expuesto. Y sólo nos quedan nuestras manos, y movernos...
    Besos activos, Joaquín.

    ResponderEliminar
  19. Pienso lo mismo que tú Joaquín, hemos quedado anclados en el tiempo, en un tiempo nada propicio para nuestra evolución... Y vamos tan rápidos que no avanzamos. Muy buena reflexión del presente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Eva,Julie...muchas gracias por vuestra presencia y por dejar vuestras opiniones en estos apuntes cuasi filosóficos...

    Abrazos

    ResponderEliminar