martes, 17 de junio de 2014

Silencios






En llegando la noche
retorno a preguntarme
de una forma obsesiva
qué hice aquellos días
con su terco silencio.

Estaba allí, delante, 
con sus ansias ocultas.
Todo el tiempo expectante,
mirándome de frente 
-los ojos muy abiertos-
muriéndose en la espera 
frente a mis titubeos. 
Ofreciéndose impúdico, 
desnudo de ropajes 
y pidiéndome a gritos silenciosos 
que le rompiera el alma 
con hermosas palabras. 
Que por algo se llamaba silencio,
que para eso callaba, 
para ser violentado por el fuego 
del verbo más ardiente...

Pero no hubo respuesta. 
Tan sólo, más silencio. 

Y en noches como esta me pregunto 
por qué durante un año
a su silencio ardiente 
sólo supe responder días tras día 
con mi frío silencio.


46 comentarios:

  1. Y en cada silencio, puede haber una respuesta si logramos descifrar lo que cada silencio transmite.
    Un abrazo, Jerónimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que hay muchas respuestas,es cuestión de buscarlas rompiendo ese silencio.

      Gracias Armando.

      Eliminar
  2. En el silencio, se pueden descifrar muchos temas....debemos escuchar al silencio, ya que el se presta a escucharnos...
    Buenas noches Jerónimo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí,él también habla a veces,aunque no siempre es fácil descifrar lo que dice.
      Gracias por pasarte Carmen.

      Eliminar
  3. El silencio es muy complicado a menos que escuches los sonidos del silencio. ¿Interpretarlo? Te puedes equivocar es más seguro el sonido de la voz.

    Saludos Jerónimo muy buen poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Aída,como la palabra no hay nada para entenderse.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  4. Son las cosas que el silencio nos deja, quizás como flecos en el alma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafael por dejar tu hbuella siempre.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Un silencio que se responde con silencio, es la condena de palabras que estallan sólo en la mente de quienes sus bocas sellaron ante la espera uno del otro.

    Besos y abrazos con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Mily.Hay silencios que no son nada buenos.

      Gracias por venir.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. A veces el silencio acaba con buenas relaciones...Puede esconder dudas, orgullo, miedo o indiferencia, pero lo cierto es que la palabra salva, acerca, renueva y enciende cada día la amistad y el amor...Un poema muy reflexivo, sentido y directo, Jerónimo.
    Mi gratitud y mi abrazo grande por compartir tu buen hacer.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto María Jesús, nada más franco que la palabra.
      Gracias a ti por seguir mi blog, amiga.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. ¡Pero, Joaquín, qué bellamente expresada esa situación tan real! El silencio es una crueldad emocional , una falta de sensibilidad. El silencio en las relaciones personales, está hecho para ser roto, para ,como dices, "romper el alma con preciosas palabras".
    No hay peor batalla, en el terreno amoroso, que la que se libra contra el silencio.
    Este poema lo sitúo en aquellos tiempos en que el hombre era el llamado a tomar la iniciativa en una relación, y la mujer esperaba con ansiedad que se diera respuesta a su silencio. Hoy día pueden invertirse los papeles o ser la mujer la que lo rompe.

    ¡Mi felicitación por este excelente poema!

    Y, si vuelves a encontrarte con el silencio....

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sitúas en ese tiempo y no vas descaminada.Pues aunque no soy tan "antiguo",sí es cierto que en mi época juvenil todavía había chicas así,de las que pensaban,al igual que sus madres,que lo "decente" era dejar la iniciativa en todo al hombre.Gracias a los dioses eso está pasado de moda,creo...:)

      Y sí, el silencio constante en cualquier relación es nefasto y suele terminar con ella sin remedio.

      Gracias por tu interesante comentario y por tu lectura.

      Abrazos.

      Eliminar
  8. Precioso poema,paisano.
    ...el silencio,arma de doble filo...
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Mar,un arma peligrosa casi siempre.

      Abrazos.

      Eliminar
  9. Preguntas para las que ya, pasad el tiempo, no hay palabras.
    El silencio reciproco sólo puede traernos, a la larga, dolor.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto Trini.
      Pasado el tiempo lo que ocurre es que se agolpan las palabras que entonces no se dijeron.

      Gracias por venir.

      Eliminar
  10. Cuando ese silencio se traduce en desamor, mejor decir adiós aunque duela

    Feliz miércoles, Jerónimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así debe de ser Fina,no hay otra salida.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. a veces el silencio nos provoca y paralogizamos aquella relación que nos gira en la mente aún y de la cual intentamos obtener un sosiego a nuestras horas asoladas

    a veces la nada se confabula con el silencio y juntos abren un agujero que nos traga inmisericorde

    precioso trabajo Jerónimo
    mil gracias por tus huellas
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un análisis certero Elisa,damos vueltas y vueltas sobre lo que imaginamos sin conocer la realidad.
      Gracias a ti por tu presencia y por ese bello verbo, "paralogizar".

      Abrazos.

      Eliminar
  12. Qué situación tan complicada planteas en tu poema, amigo. Difícil es tener claridad cuando no hay palabras...si al menos fuese el silencio desde uno solo de los lados, pero a silencio compartido, qué hacer? Me parece algo absolutamente infructuoso...y triste, por supuesto.

    Sentido poema, esperando no sea tan común entre las personas.

    Abrazos y felicidades por este sentir tan profundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no suele ser común, pero sí posible.Y existen varias razones para ello.

      Gracias por tu análisis y tu opinión, Maritza.

      Abrazos.

      Eliminar
  13. Es una pena no poder rebobinar el tiempo, siempre tarde se nos ocurre que pudimos reaccionar mejor, o nos preguntamos que hubiera pasado si hubiéramos dicho otra cosa, o hubiéramos callado, o si siempelmente hubiésemos dicho algo en lugar de callar. Pero la vida rara vez nos da segundas oportunidades en este sentido.

    Bonito poema, en el cual los sentimientos afloran en estado puro.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto Narci,no nos suele dar una segunda oportunidad,algo que a mí me parece injusto pero es así.Aprendemos cuando ya apenas nos queda tiempo para poner lo que sabemos en práctica.

      Gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Un gran poema.

    Es complicado el silencio.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  15. A veces por indiferencia, a veces por no herir, a veces por no ser herido.
    El silencio puede ser cruel hasta lo ilimitado y en cambio se puede decir tanto con un silencio.
    Todo está en el contexto de la situación.
    Grande Jero muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Karras.
      Tienes toda la razón,el silencio en las relaciones es un arma de doble filo que casi siempre termina por cortarlas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. "frío silencio"..... que dice tantas cosas y tanto encierra !!!!.........Hermoso poema, Jerónimo...Un abrazo desde esta otoñal (y en dos días:"invernal") tierra del "fin del mundo".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí ya sentimos el calor del verano Mabel.
      Que tu invierno sea benigno y te traiga alegría.

      Abrazos.

      Eliminar
  17. Lo silencios guardan muchas palabras. Un gran poema

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar

  18. Hola, Joaquín Galán (Jerónimo).

    Sus obras se abrazaron en su dulzura.
    Y encantos dulce mensaje de mi corazón.

    La oración por la paz de todo.
    Le deseo todo lo mejor.

    De Japón, ruma ❀
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bello, Jeronimo.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Ruma por tu presencia en mis letras.

      Abrazos desde España.

      Eliminar
  19. Muy bello, enhorabuena Jerónimo, me ha encantado.
    Te felicito, besos para ti y tu poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amapola, me alegro por ello.

      Un abrazo, amiga.

      Eliminar
  20. Hay silencios tan abrumadores, que grita el corazón para romperlo sin decir palabra.
    Una poesía preciosa amigo. Como siempre un gozo leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay silencios muy expresivos, así es.

      Gracias Elda por pasarte por aquí.

      Abrazos.

      Eliminar
  21. En ocasiones ocurre el silencio como única respuesta...
    La magia de escribir es un silencio compartido desde el corazón del poeta al lector conmovido.
    Gracias Jerónimo, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta esa definición del hecho de escribir, es muy poética.

      Gracias a ti Adriana por pasarte.

      Abrazos.

      Eliminar
  22. El silencio llama a silencio, a esa mudez imperativa que corroe y encoge hasta desaparecernos si no somos capaces de romperlo.
    Gran poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tiene mucha fuerza el silencio cuando se espera una palabra al menos.

      Gracias Marinel.

      Abrazos.

      Eliminar
  23. Esos silencios que dicen tanto ... profundas tus letras, Besos

    ResponderEliminar