jueves, 14 de enero de 2016

Niños





Ser niños significa sentir que la vida está llena de muchas alegrías y de algunas pequeñas y esporádicas tristezas.

Más tarde, el día en que te das cuenta que las pequeñas y las esporádicas son las alegrías, ese mismo día es cuando dejas de ser niño para siempre y te conviertes desde entonces en el vulgar adulto que los otros adultos captaron para su secta de Adultos Asesinos de Niños, de aquellos niños que un día fuimos.

42 comentarios:

  1. Por eso, algunos, no queremos abrir los ojos y preferimos seguir siendo "niños", en el fondo, aunque la realidad nos desborde cada día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Rafael,cuesta mantener esa infancia en nuestro interior.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Estimado Joaquín, el niño que fuimos a de volver a ser el referente que anida el inconsciente, en ese superyó que prescribe tantas esencias ocultas pero que nos han de volcar la impresión y al afán siempre por ilusionarse…
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Dionisio,siempre el referente de nuestros actos.

      Abrazos.

      Eliminar
  3. Mi querido JOAQUÍN, la capacidad ilusionarse con cualquier cosa es lo único que hace que su vida esté más llena de alegrías que de tristezas. Solo cuando perdemos esa capacidad nos hacemos viejos de golpe ... tú escribes con una extrema sensibilidad y siendo así solo hace falta que enfoques bien en algo que te guste ... míralo de cerca, observa todos sus detalles y después de un rato verás como no tiene nada que ver mirar así a mirar de pasada .. ¿ te parece una tontería lo que te acabo de decir verdad? ... pues esa manera que te he descrito es como miran los niños... con extrema curiosidad cualquier cosa... descubrir pequeñas maravillas es lo más ilusionan que hay .. y fíjate si no tenemos cosas a mano .. solo hace falta querer convertirse en Holmes ;)


    Muoouchos besos chiquitín!!! ;)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí nunca me parecerán tonterías lo que tú me digas María,y menos esto,con lo que estoy de total acuerdo.La realidad es esa,dejamos de enfocar el mundo tal vez por prisas o tal vez por vanidad (nos creemos ya tan listos que no merece la pena pararse en los pequeños detalles) y esos son precisamente -los pequeños detalles- los que dan sentido al todo, los que deberían ilusionarnos como antes, cuando nos pasábamos las horas mirando una oruga trepar por una rama,jugando a indios y vaqueros con muñecos de plastilina,construyendo carros con hojas de chumbera o mirando a los ojos y hablando con nuestra muñeca favorita...eso es lo que perdimos,capacidad de deleitarnos con lo simple que al fin y al cabo es lo más grande.Así que estoy de acuerdo contigo.
      Gracias por tus comentarios,siempre vitales y optimistas.

      Abrazos pequeña :)

      Eliminar
  4. el niño que se lleva dentro nunca se pierde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así debería de ser Noel,pero me temo que algunos lo dejaron encerrado en una mazmorra tan pronto como alcanzaron la adolescencia...

      Eliminar
  5. Nunca, por nada, debemos dejar que muera del todo el niño que fuimos.

    "No matéis a la niña que llevo dentro,
    quiero que esté conmigo hasta el último día.
    Es mi razón de ser y mi alegría,
    la que escribe en el folio de mis sentimientos"

    Fragmento de uno de mis poemas. Un abrazo, Joaquín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos María,él nos hará siempre más humanos,más sinceros.Tus bellos versos así lo dicen.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. A mí me gustaría seguir siendo una niña.
    Fue un tiempo muy feliz.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no hay que olvidarlo nunca Amalia.

      Abrazos.

      Eliminar
    2. Soy incapaz de acceder a tu blog desde tu nuevo perfil de Google+,no veo por ninguna parte la dirección del mismo.

      saludos.

      Eliminar
  7. Yo creo que el día que deje de ser niña... Todo será muy triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro estoy de que ese día nunca llegará Julie.

      Abrazos poeta.

      Eliminar
  8. El niño viaja en el alma y solo el adoctrinamiento y una educastracion matan a ese niño. Estoy segura que en algún lugar todos tenemos al nuestro pero tal vez tenga una armadura de tantos años que se haya oxidado y le impide salir.

    Un abrazo y feliz viernes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Sandra.Se trata de lubricar la memoria para abrir la armadura que aprisiona al niño que fuimos.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. ¡Menos mal que tú todavía tienes suficientes recursos para que no dejar de ser niño!
    ¿Qué me dices de tu arte para soñar y versar?
    Después de estas fiestas, me he tomado unas semanas de descanso y, ahora que acabo de incorporarme, no he podido por menos que venir a agradecer tus letras y felicitación.
    Yo también deseo para ti todo lo mejor en este nuevo año.
    Cariños en el corazón del poeta.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Kasioles,es un placer verte en esta que es también tu casa.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Huy, que duras palabras Joaquín y más duras porque en muchas ocasiones son ciertas... cuando dices
    "Adultos Asesinos de Niños, de aquellos niños que un día fuimos."

    Por eso es tan importante no dejar el niño interior que aún vive en nuestra alma y gozar de pequeños momentos que podemos repetir y nos llenaron de felicidad.

    Un abrazo con cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí,son duras,pero si todos acudiéramos alguna vez a reencontrarnos con el niño que fuimos,el mundo sería mucho mejor de lo que es...¿no crees?

      Gracias Ángeles.

      Abrazos

      Eliminar
  11. todos fuimos nenes
    pero nos ganó el prejuicio y la competitividad
    el clasismo y la arrogancia
    por eso este mundo humano es infierno en la tierra


    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es por desgracia Elisa.Por eso hablo de matar al niño que un día fuimos,con él matamos la inocencia y permitimos la llegada de la maldad.

      Abrazos

      Eliminar
  12. Un texto muy realista, Joaquín.

    Por eso es tan terapéutico procurar conservar siempre algo de de ese niño que ayer fuimos.
    Un abrazo y que tengas lindo fin de semana
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Terapéutico y casi necesario para sobrevivir a tanto desatino,Fina.

      Gracias y un abrazo

      Eliminar
  13. Creo que en ninguna etapa de la visa se deja de ser niño, solamente en la adolescencia ¿no crees?, que etapa más fea y desconcertante.
    Bueno te he nota en este mini relato, un poco decepcionado.
    Disfruta Jero como un niño, que la vida es corta, aunque solo sea mirando a Marilyn tan guapisima y sensual que se mostraba en esta imagen, jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos sí se olvidaron para siempre del niño que fueron, Elda,por desgracia es así.¿Decepcionado? Pues sí,solo hay que mirar alrededor para darse cuenta de que el mundo no está como para tirar cohetes.Eso sí,siempre nos quedará Marilyn...jejejeje. Ella tampoco se olvidó nunca de la niña que fue.

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Emotivo texto querido Joaquin.
    Te dejo un fuerte abrazo con mis mejores deseos parara este flamante 2016.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adriana,feliz año también para ti.

      Un abrazo

      Eliminar
  15. No quiero que la niña que fuí, deje de serlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya es mucho Josefa,hay gente que no lo tiene en cuenta.

      Gracias por venir.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Ser niño es vivir con ilusión.
    Nadie debería de matar a nuestro niño interior. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie,aunque casi siempre somos nosotros mismos lo que lo hacemos.Que el tuyo siga viviendo en ti por muchos años,Amapola.

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Hay que tratar de seguir con nuestro niño interior, siempre alerta.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre en guardia,sí.

      Gracias Mª Rosa.

      Abrazos

      Eliminar
  18. Querido Joaquin, ya lo decía el Principito, "Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible a los ojos".
    Observar el mundo con ojos de niños para no caer en el hastío, quizás sea la solución, para seguir viviendo en éste mundo de adultos. Un gran abrazo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí,es una buena solución,te permite ver el mundo con otros ojos,mucho más amable.

      Gracias Enca.

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Amigo Joaquín, yo continuo ilusionandome todavia con muchas cosas como cuando era niña, creo que nunca debemos dejar a ese niño que llevamos dentro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que siga esa ilusión por mucho tiempo,hay que alimentarla.

      Gracias Conchi.

      Abrazos

      Eliminar
  20. Creo que no he dejado de ser niña aún cuando vivo la realidad de mis muchos años, pero esa ilusión se lleva dentro. Me resulta curioso que los dos estábamos pensando en esa infancia como viste por mi poema anterior... con el mismo tema.
    Un abrazo, Joaquín.

    ResponderEliminar
  21. BUENO
    SI ALGO ME JACTO ES QUE ME NIEGO A MATAR MI NIÑA ...

    AUN VEN MIS OJOS MUCHAS COSAS DE LA P...VIDA

    Y FLORECE EL ROSAL...

    ResponderEliminar
  22. Julie,Magdeli...gracias por participar y dejar vuestra opinión.
    Abrazos.

    ResponderEliminar