sábado, 25 de febrero de 2017

El viejo chopo


                    



Hoy regresé a tu sombra,
hoy llegué a descansar bajo la fronda
de tu poblada barba de anciano venerable.

Curtido en mil batallas al relente,
sabio en mil primaveras,
te dejaste la piel de tu corteza,
cien mil veces herida,
en perseguir la luz de la mañana,
en absorber la savia redentora
desde ocultos remansos en lo hondo.

Con cada nueva aurora,
le lavabas la cara a cada hoja
con agua cristalina del rocío
y acogías después entre tus ramas
a legiones de seres indefensos
o ahuyentabas a extraños y enemigos
con ráfagas heladas
que el frío viento del norte te prestaba.

¡Viejo chopo del río,
amigo de mi infancia y juventud!
Hoy vuelvo a tu quietud de árbol sereno
cansado ya de mundo y casi anciano
lo mismo que eres tú.
Hoy vengo a devolverte las caricias
que recibí a la sombra de tus hojas.
Hoy vuelvo a rodearte con mis brazos
el tronco ya arrugado y carcomido
por años soportando fríos inviernos
en triste soledad.

Tú eres, chopo del río,
el amigo más fiel que nunca tuve,
el amor más auténtico,
mi más cálido hogar.
Por eso,
cuando sienta mis últimos latidos,
cuando llegue mi hora,
quisiera descansar bajo tu copa,
cerca de tus raíces
y fundirme contigo en un último abrazo  
que eleve nuestras almas al paraíso
donde árboles y hombres que se amaron
vivan ya siempre unidos
por toda una infinita eternidad.


16 comentarios:

  1. Creo que tengo el honor de ser el primero que te comenta el poema, es verdad que tú sientes como nuestros profundos trovadores, es verdad que tu alma busca sin descanso lo más importante que se puede ser en la vida; un hombre bueno, tú lo eres además de un excelente poeta, los delirios de universalidad que en otros me suenan huecos y recurrentes en ti me suenan hondos y sinceros como la herida que clama en el pecho de Machado.

    Un abrazo, escribe todo lo que se te ocurra, no dudes que merece la pena.

    ResponderEliminar
  2. hermoso y sentido poema homenaje a este baluarte verde
    felicidades
    buen fin de semana Joaquín

    ResponderEliminar
  3. Ya veo que las reminiscencias de Machado han sido percibidas también por Francisco. Y es natural. El chopo, los olmos, el río, esa forma tan personal de expresar las cosas naturales en poesía se aprecia en ambos.

    Me sumo también a su petición, y por la misma razón.

    Abrazo, Joaquín.

    ResponderEliminar
  4. No sé que decirte Jero, porque bien sabes lo que me gusta tu poesía y que eres uno de mis poetas ¡vivos! favorito, jajaja, aunque siempre me repita.
    Me parece un poema muy hermoso, resaltando las virtudes del árbol, y los recuerdos con ese halo de nostalgia que casi siempre dejas en tus versos.
    Te iba a decir que me encanta la tercera estrofa, pero en realidad me encanta todo. Me gustaría decirte cosas más profunda como nuestro amigo Enrique, pero no sé, jajaja. ¡Qué tiempos en el Mono! ¿verdad?, los echo de menos... allí aprendí de vosotros muchas cosas de las que no tenía ni idea.
    Un abrazo con cariño Jero.

    ResponderEliminar
  5. Joaquín, tu voz me suena a chopo, a ciprés, a roble a castaño...y a naturaleza.Esa entrega incondicional en las letras, que se expande en sombra y en fruto nos llega a todos y nos renueva, nos prepara para valorar la primavera, que una vez más hará florecer el silencio, la constancia y la espera sacrificada del invierno...
    Mi felicitación por tu unidad amorosa con la naturaleza, amigo.
    Mi abrazo y mi cariño.

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito y sensible poema a un árbol...ellos guardan nuestros secretos, nos cobijan en momentos de soledad, también en la alegría y en los juegos de juventud, precioso Joaquín!!

    ResponderEliminar
  7. Es hermoso ese querer eternizarse en un abrazo con el mejor y más natural amigo...
    De veras que es precioso y sentido.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Un sentido y hermoso poema. Precioso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Bellísimo y nostálgico poema, Joaquín. Un gusto volver a leerte. Felicidades y besos de buenas noches, amigo poeta. María

    ResponderEliminar
  10. Hoy tu poema brilla de ternura y sinceridad... Déjame unirme contigo a su abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Un homenaje a ese árbol que tanto significa.
    Desde luego pocas personas tienen un árbol y el tuyo, aunque viejo, bien merece este gran poema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Se dice que, abrazar un árbol te traspasa su energía y yo me uno es abrazo tuyo al anciano Chopo. Hermoso poema Joaquín. Que por muchos años te esperen las raíces de tu querido árbol.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hermoso poema en honor a un árbol, bello sentimiento en estos versos.
    Feliz finde Joaquín.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Tremendo e inmeeeenso este viejo chopo, mi querido JOAQUÍN, estamos en sintonía porque ayer mismo paseando cerca de mi río aquí, me quedé embobada viendo los inmensos árboles que crecen a la orilla, aquí carballos( robles) abedules, nogales, todos llenos de hiedra verde y líquenes que cubren sus troncos, por la humedad... me gustan los árboles, me parecen seres majestuosos que perduran en el tiempo acompañándonos silenciosamente, pero sí como tú dices tan bonito en tus letras fieles, leales... su energía está ahí para nosotros, su robustez nos da fuerzas... ¿ has intentado abrazar a este viejo e inmenso chopo? hazlo, su energía te inunda aun sin darte cuenta... a veces cuando voy por e bloque que abrazo a los árboles jajaja no creas que soy una lunática, bueno, un poquito puedes ser, es que una vez me lo comento una amigo que abrazándolos recibíamos su energía .. y ¿ qué podemos perder? nada jaja así que yo me abrazo a los árboles jaja bueno y a todo lo que se deja abrazar ; )

    Precioso JOAQUÍN, montón de besos y muuuy feliz domingo !!!

    ResponderEliminar
  15. Qué belleza de poema, Joaquín. El chopo es uno de mis árboles favoritos, porque vivo rodeada de choperas y me hiciste recordar mi adolescencia, mi padre plantando la chopera, el molino, el agua, los gorriones, las hojas del otoño... tantas cosas relacionadas con nuestro árbol castellano. Gracias amigo, por tu poesía, por tu sentir, por saber mantenerte fiel al Poema. Mi abrazo fuerte y mi cariño.

    ResponderEliminar
  16. Hoy me has llegado muy hondo al recordar, en tu sentido poema, a ese chopo amigo.
    Yo también tengo un chopo que es testigo de lo que he vivido, ha sido mi confidente y también un gran amigo.
    Tiene más de medio siglo, pero aún sigue altivo, aguanta inviernos duros y me estimula a imitarle, porque la vida, aunque dura a veces, también tiene su atractivo.
    Hoy me he acordado de ti y he venido a visitarte, aunque me has emocionado, he tenido suerte, me ha encantado el poema.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar