domingo, 30 de julio de 2017

Tránsito

                 


                        No dejes de mecerme
mar infinito,
que tu vaivén de agua
duerma el transitar loco
de mi destino.

No dejes de arrullarme
campo de flores,
que tu nana de pétalos
calme las negras ansias
de mis temores.

No dejes de besarme
viento del norte,
que tus labios azules
traigan hasta mis labios
su dulce nombre.

No pares de llevarme
río de la vida,
hasta alcanzar contigo
del mar definitivo,
la blanca orilla. 

22 comentarios:

  1. Lo dices Joaquín, con tanta fuerza y belleza, que no dejarás de percibir, el flujo hermoso de tú destino, alejado de sus temores y acompañado de ese dulce nombre, que en cauce libre te acompañará hasta la blanca orilla…
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Siempre llega a las almas sensibles ese melancólico aire popular en el que desgranas tus sentimientos en este poema, para que traspase el umbral de la elgancia hace falta convencimiento, y tú siempre lo has tenido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tan generoso con mis versos y con mi forma de entenderlos,estimado Enrique.
      Gracias por tu presencia en ellos,siempre motivo de alegría y un aliciente para mí.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  3. Melancólica petición a la naturaleza para que comble tus deseos y guíe tu destino hasta el final. Un tránsito que termina en preciosas imágenes poéticas.
    Una delicia de poema. Abrazos Joaquín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Naturaleza siempre inspira,no hay más que mirarla y admirarla,algo que no es difícil.
      Gracias por tus palabras de apoyo siempre,Ceciely.

      Eliminar
  4. Mientras puedas expresarte tan lindamente el tránsito se hará llevadero, será como un discurrir entre verso y verso. Muy bonito Joaquín, te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Lo dices tan bonito, tan poético, que se mece uno en cada verso, y todo el tránsito es maravilloso.
    Es un placer leerte, poeta.
    Un cálido abrazo Jero, de cariño, no de calor :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...sí,porque el calor nos sobra este verano.
      Siempre tan generosa para con mis escritos querida Elda,te doy las gracias por ello y espero pasarme pronto por tu casa poética.

      Abrazos madrileña

      Eliminar
  6. Cuanto me gusta leerte amigo, eres tan sensible tan lleno de poesía que siempre es para mi un placer visitarte. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Enca,el placer es mío al contar con tu amistad y cariño.Gracias por tan bellas palabras.

      Un fuerte abrazo,amiga.

      Eliminar
  7. Tus letras son un remanso de paz...inspiran al que las leen.
    Un fuerte abrazo Joaquín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que así sea Adriana,el mundo está muy falto de tranquilidad y sosiego.

      Gracias por venir.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Muy bella forma de expresarlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. NO dejes...anáfora que abre tus versos a las vivencias, eventos que te llevan a vivir, y son esas atmósferas, que producen los elementos como el mar, el viento, la naturaleza viva, pero definitivamente el mar. UN abrazo, maestro Joaquín. Carlos

    ResponderEliminar
  10. Un poema precioso, Jero, musical, ligero y agradable. Leer estos versos produce una sensación de remanso, de suave tránsito.

    Siempre un placer leerte, amigo.

    ResponderEliminar
  11. de tránsito en tránsito se elevan los sonidos
    al viento
    al mar
    al recuerdo
    solo pasajeros en el paisaje del que aún siente

    abrazos Joaquín

    ResponderEliminar
  12. Cuánto de súplica en estos versos. "La anáfora no dejes..." como en las buenas oraciones a los hados elementales, para que siempre nos mantengan en la ruta de las cosas gratas, y se llegue al destino sin retorno sin contratiempos. Ese pasar la laguna, sin tropiezos en la barca de Caronte. Un abrazo, maestro. Carlos

    ResponderEliminar
  13. Hermoso poema, espléndida factura.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  14. Maravilla de sencillez y ternura. Delicadeza y sentimiento.

    Que mas para un poema enamorado?...

    Dos besos

    ResponderEliminar