martes, 26 de abril de 2022

Sueños de papel

 



Soñaba por soñar

y una tarde de abril,

cansado de arrojar

tanto sueño infeliz

al olvido del mar,

me dio por escribir.

 

Y escribí sobre el cielo,

sobre la madre tierra,

sobre paisajes yermos,

sobre unos ojos negros,

sobre labios de fresa...

sobre el ansiado amor.

 

Y me nombré a mí mismo

valiente caballero,

seductor y altanero

atractivo y galán.

Y mis versos gritaron

contra la adversidad,

contra esa soledad

que enferma el corazón.

Y mis versos amaron

fabricando caricias,

inventando romances

de infinita pasión.

 

Luego yo los leía

y hasta los releía

y a base de leer

terminé por creer

que todo era real.

 

Que ese "amor" me llenaba

de sensaciones nuevas

cuando hasta mí llegaba

desde el frío papel.

Que llenaba mi cuerpo

de caricias y besos,

de abrazos, de secretos

que saciaban mi sed.

Que inundaba mi alma

con la lluvia infinita

del amor legendario,

del amor asombroso

que siempre imaginé.

 

Pero la madrugada

de tentáculos verdes

siempre me despertaba

con su frío glacial.

Y los sueños se iban

detrás de las estrellas

en cada amanecer.

 

¡He escrito tantos versos

para no salir nunca

de mi pálida piel!

¡Tanto suspiro al aire

sin destino preciso,

sin encontrar el eco

de otro suspiro igual!

¡Cuánta ilusión ahogada

en palabras de agua,

en vacíos vocablos

que nadie leerá!

 

                                  Y al caer el telón

                                  de mis noches en vela,

                                  terminaba sin fuerzas,

                                  sin deseos, sin ganas

                                  de seguir escribiendo,

                                  de seguir derramando

                                  negros ríos de tinta

                                  sobre el páramo helado

                                  de mi fría soledad.

 

                                  Terminaba mirando

                                  con fijeza excesiva

                                  a una luna apagada

                                  enfermiza y sin fe

                                  que en franca retirada

                                  se alejaba mohína

                                  desfilando cansada

                                  al igual que mi alma

                                  sobre una pasarela

                                 de sueños de papel...

 



29 comentarios:

  1. Tus versos siempre quedarán.
    Es cierto que el tiempo mata los sueños pero mientras sueñas todo parece posible.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Como dice toro, tus versos serán eternos.
    El tiempo lo mata todo Dionisio, hasta los sueños, pero tus versos los disfrutaran otros corazones en el tiempo,
    Un placer siempre leer tu corazón.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Joaquín, nos dejas un poema rítmico y bien armado, que nos relata esos sueños que quedaron escritos en blanco papel, deseosos de hacerse realidad...Lo haces con maestría, con creatividad, gracia y fluidez. Es un placer leerlos, danzando entre lineas...A veces los sueños escritos son más reales y más sentidos, que los materiales y palpables, amigo.
    Te dejo mi felicitación y mi abrazo entrañable y admirado por tu amor a las letras, poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecido siempre por tus palabras,Mª Jesús.Es verdad,hay sueños de papel tan reales que terminamos por hacerlos nuestros para siempre.

      Un abrazo,amiga.

      Eliminar
  4. La poesía es la que más nos puede llevar a enamorarnos del amor de ficción de las historias que creamos- Fácilmente se pueden fusionar fabulación y realidad, sobre todo cuando se carece de amor, y en lo literario construimos espacios para el amor. Un abrazo
    Carlos augusto pereyra. La joroba del camello

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Carlos,para eso también sirve la poesía. Gracias por tu aportación. Abrazo.

      Eliminar
  5. Precioso poema que llega al alma. Sueños que hacemos realidad en sueños...Saludos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sandra,me alegara saber que te gustó. Saludos.

      Eliminar
  6. Buenísimo. No se lee, se escucha. Es música. Que siga ese poeta llenando páginas, que esa belleza sale volando más allá de él, inundando el mundo de luz!

    Un fuerte abrazo, Joaquín, sé feliz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maite por tu amable comentario. La admiración es mutua.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Tus versos son muy bonitos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Felices los que plasman sus sueños en papel o pixel
    Qué regalo es poder hacerlo !
    Son nuestros unicornios azules


    Abracitos 🤗

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno,no deja de ser también una especie de consuelo cuando algunos de esos sueños no se han cumplido,algo que suele suceder a menudo.
      Muchas gracias Elisa por tu huella.Abrazote.

      Eliminar
    2. muchas gracias Joaquín por tus lecturas y comentarios
      buen comienzo de semana
      abracitos colorinches :)

      Eliminar
  9. Una vez más, amigo, una excelente poesía derramada con la sensibilidad que te caracteriza.

    Ésta, excepcional!

    Abrazos Joaquín. Un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ernesto,me alegra saber que te gustó. Abrazos.

      Eliminar
  10. Los sueños también permanecen en el recuerdo sobre todo cuando son tan bellos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Que belleza de poema Joaquin. cada verso es una realidad que muchos vivimos y comprendemos. Soñar sobre un papel con la ilusión de que el poema se convierta en realidad. Te dejo mi admiración y aplauso.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariarosa por ese aplauso y por tu lectura. Abrazos amiga.

      Eliminar
  12. Qué bonito es eso de inventar romances y todo lo que pueda pasa por la cabeza sobre el amor o el desamor, pero claro, haciéndolo como tú, con esa bonita melancolía que tan magistralmente manejas para poetizar.
    Hola Jero, ya se que no te comento pero te leo siempre para ver si se me pega algo de tu sabiduría poética, pero no podrá ser porque tu naciste poeta.
    Preciosas todas las estrofas, la tercera me encanta. Eso de galán por derecho te pertenece, :)))
    Espero que estéis requetebién.
    Un cálido abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elda. Gracias por tus piropos poéticos y por leerme,sé que lo haces. Lo de comentar o no es lo de menos,yo tampoco suelo reponder como antes a quienes tienen la amabilidad de leer lo que escribo. Ya ves, de todo se cansa uno.
      Y sí,estamos bien. Espero que tú también, amiga.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  13. Sucede maestro que, nos creemos las situaciones que escribimos, las hacemos nuestras, como don Alonso Quijano sumiendo l papel de caballero de sus libros de lectura apasionada. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto Carlos,así es. Quijotes incorregibles luchando contra molinos. Gracias por volver por este poema de razones para el verso.

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Querido Joaquín, ni te imaginas lo que he sentido al leer este poema. Me has llevado por un mundo de imágenes y sensaciones comunes a quienes escribimos.
    Escribir es "la otra vida", y muchas veces, es más interesante que la "real". El escribir nos acompaña, nos da alas para sobrevolar carencias, nos hace vivir y sentir, aunque es cierto que, a veces, quedamos atrapados en nuestros "sueños de papel". Qué te voy a decir, si lo has expresado todo desde la poética, que siempre es arte y reflexión.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verónica por tu comentario. Es importante saber que lo que escribimos provoca sensaciones y sentimientos en los demás. Al fin y al cabo escribimos para eso, para compartir sensaciones y sentirse comprendido y respaldado por quienes te leen.

      Un abrazo,poeta.

      Eliminar